LEYES Y CÓDIGOS

[us_separator thick=»5″ style=»dotted»]

Código de Ética

 

PROLOGO

 

El Código de Ética Unificado, debe constituir la base sobre la que se sustenta el sistema ético de los profesionales en Ciencias Económicas de la República Argentina.

La búsqueda de valores objetivamente válidos, la definición de los valores imperativos de la comunidad profesional, la adopción de políticas y acciones que tiendan a generar el criterio ético de nuestros matriculados y a moldear su conducta, de modo tal que adopten los principios esenciales acorde a nuestra doble condición, de egresados universitarios con nivel cultural superior dentro de la sociedad, y profesionales amparados por leyes que regulan y protegen al ejercicio de nuestra actividad; ha sido, es y será  la misión más trascendente de los Consejos Profesionales.

Aquellos principios, valores, normas o cualidades que conforman el Código de Etica, no tienen vigencia real por su mera sanción, cobran vida cuando son adoptadas por los colegas, cuando echan raíces en la comunidad profesional convirtiéndose en “hábitos colectivos”, cuando alcanzan un alto rango de funcionamiento y otorgan “identidad” al grupo llegan a constituir “sistema ético” del mismo.

CULTURA Y COMUNIDAD PROFESIONAL

 

Somos educados con un cierto lenguaje, hábitos, formas de comportamiento, tradiciones, leyendas, es decir, se nos inculca desde nuestro nacimiento ciertas fidelidades y no otras, dichas fidelidades en conjunto constituyen la cultura de una comunidad.

Se puede advertir que hay tantas culturas como realidades generadoras de respuestas colectivas, cada “cultura” se presenta como una “unidad de valoraciones”.

No existe una sola cultura sino múltiples culturas que coexisten dentro de un mismo ámbito, participando de caracteres comunes mas allá de sus diferencias.

La comunidad conformada por los profesionales de Ciencias Económicas de nuestro país, conforma una cultura de un grupo social específico, en el ámbito de la sociedad Argentina, porque cuenta con estabilidad territorial, lenguaje común, perfiles específicos de conducta, normas y valores subyacentes, propia historia, un esquema históricamente transmitido, cargado de símbolos, un sistema de concepciones heredadas y expresadas en formas simbólicas, con los cuales la comunidad profesional se comunica, se perpetúa y desarrolla sus conocimientos y sus actitudes frente a la vida social.

Cada micro-cultura o comunidad profesional siempre es concreta y particular, está abierta a valores superiores, comunes a toda la comunidad profesional; en este caso: en el orden nacional. El pluralismo cultural de las distintas comunidades profesionales, no debe interpretarse como la yuxtaposición de universos cerrados sino como la participación de cada cultura particular a los valores comunes de la comunidad profesional argentina y de esta manera como un camino de apertura de unos frente a otros.

La comunidad profesional en la medida que cuente con personas con calidad humana da lugar a una cultura de mayor calidad ética, ya que la cultura, en último término depende de quienes forman la organización, de sus valores y de la facilidad con que los realizan.

La cultura incide en el modo de tomar decisiones y en el modo de actuar. Cada profesional, cada comunidad profesional, induce cambios culturales. El modo de actuar de cada uno y de todos tiene efectos ejemplarizantes buenos o malos para los demás y por ende repercute en la cultura de la comunidad profesional.

Cuando un profesional lleva una conducta éticamente irresponsable, por adoptar “medios reprochables” o “fines repudiables” se cae en la “inmoralidad”, gastando energías con sus manejos en vez de adquirir la experiencia que da un trabajo bien hecho, y sus injusticias dan origen a tensiones, malestar y aun a distorsiones funcionales.

Si la sociedad no castiga al inmoral impera la corrupción. Todas las prácticas corruptas tienen consecuencias lamentables para la sociedad. En primer lugar, fomenta la pérdida de la cali- dad humana y  profesional de quienes se dejan corromper. En segundo lugar, destruye los valores éticos y demás cualidades, necesarias para superarse continuamente en noble competencia. En tercer lugar, la corrupción perjudica a los verdaderamente competentes, lo que resulta en un deterioro real de la eficacia y al mismo tiempo produce el desprestigio profesional. Fácilmente se desarrolla un espiral de corrupción que tiende a proteger las ineficiencias y las injusticias en todos los sectores. Los profesionales competentes y honrados no pueden ceder a la injusticia derivada de la corrupción, sin antes buscar con imaginación y audacia alternativas de acción que armonicen la ética y eficiencia económica, evitando ceder a la extorsión.

La corrupción plantea un reto a la inventiva ética y pone a prueba la paciencia y coraje de las personas honestas.

La cultura elaborada por la comunidad debe considerarse como el “bien común” de dicho grupo social, y su contribución al “bien común general”. Los profesionales en Ciencias Económicas ofrecen no solo prestaciones de servicios que enriquecen al bienestar general, sino también procurar los valores éticos y la estabilidad social, que es condición imprescindible para que se dé “un bien común permanente”.

LIBERTAD – RESPONSABILIDAD

La ética está vinculada con lo de mayor prioridad, EL USO ACTUAL DE NUESTRA LIBERTAD, y como a la vida a la que sirve y a la que da sentido: NUNCA PUEDE SER DEJADA PARA MAS TARDE.

El contenido ético de la acción es exclusivo del hombre, califica solamente el acto efectuado por el Hombre en su condición de persona, es decir realizado por un sujeto inteligente y libre.

Sin la ética es imposible que las cosas se logren en forma consistente, sin la LIBERTAD no es posible la ÉTICA, el hombre es un SER ÉTICO porque es un SER LIBRE.

Los actos éticos son los que permiten alcanzar al hombre cierta perfección en su conducta.

Lo propio de la ética es orientar el desarrollo humano y la excelencia humana. En este sentido el actuar bien es ser mejor persona y produce efectos sobre la calidad ética de la comunidad profesional, aumentando la buena imagen, la reputación y generando confianza en los profesionales en ciencias económicas y como efecto de la confianza surge el liderazgo. Por el contrario, actuar mal degrada la calidad humana de quien actúa y por ende la calidad ética de la comunidad profesional. Así se puede comprender que la ética en una necesidad de cada uno y de todos los profesionales y no solo un tema para especialistas. La ética hace referencia a categorías tales como el bien y el mal, deberes y derechos, lícito e ilícitos, responsabilidad e irresponsabilidad, etc., es decir, hace referencia a las acciones humanas.

Los principios y normas éticas postulan deberes y obligaciones dirigidas a seres capaces de cumplirlas o valorarlas.

El ejercicio de la libertad es personal e indelegable (nadie puede ser libre por uno) y el esfuerzo de tomar una decisión tiene que hacerlo cada uno.

El problema ético encuentra su centro en los procesos de decisión de las personas, las decisiones colocan al actuar humano dentro del campo de la responsabilidad.

El hombre no es solo agente de su actuación, es también su creador.

Entre la persona y su acción existe una relación experimental-causal que hace que la persona reconozca que su actuación es el resultado concreto de su eficacia. En este sentido debe aceptar sus acciones como algo que le pertenece y también, fundamentalmente, como consecuencia de su naturaleza moral, como ámbito de su responsabilidad.

La RESPONSABILIDAD es el reverso inevitable de la LIBERTAD. El hombre responsable es consciente de lo “real” de su libertad, y en consecuencia toma decisiones sin que nadie por encima de él le dé órdenes.

Ser RESPONSABLE significa estar siempre dispuesto a DAR RESPUESTA y a medir las consecuencias prácticas de nuestras acciones.

Todo proyecto ético que concede la debida importancia a la “LIBERTAD” insistirá también en la “RESPONSABILIDAD” social de las “acciones” u “omisiones” de cada uno.

ÉTICA PROFESIONAL

La ética profesional consiste en la búsqueda, la invención y la aplicación de principios y valores imperativos de nuestra comunidad profesional, tales principios deben formar parte de la ética universal, la que ha sido definida como ciencia del hombre.

En este sentido la ética profesional puede ser concebida como el arte de ejercer la profesión, que permite adecuar el trabajo profesional a la singular dignidad humana tanto en su dimensión personal como social. En lo individual cada profesional se construye a sí mismo y en lo social contribuye a la conformación de la “identidad” de la comunidad profesional.

BUSQUEDA DE VALORES OBJETIVAMENTE VÁLIDOS

Es imprescindible la búsqueda de principios, valores y normas de conducta objetivamente válidos, es decir, basados en la “razón”, prescindiendo de criterios “subjetivos”, que sean aplicables en todo el territorio nacional que reflejen el interés de los matriculados, de los Consejos Profesionales y de la sociedad.

Los principios fundamentales que deben guiar la conducta de los profesionales en ciencias económicas son:

 

1-  JUSTICIA

Es la virtud del orden o medida en relación con los otros, por eso surge lo de “dar a cada uno lo suyo”. Es muy importante en la ética atento a que cada acción moral repercute o se hace en referencia al otro.

El valor justicia está en la base de cualquier ordenamiento social justo y, por lo tanto, de una pacifica y laboriosa convivencia profesional.

En orden a la justicia hay dos valores fundamentales:

 

1.1-VERACIDAD

La veracidad pone orden en la multiplicidad de las relaciones interpersonales que lleva consigo la vida profesional.

Se funda en la verdad (adecuación del pensamiento con la realidad), y es lo que la inteligencia siempre debe buscar para no caer en el error, en el engaño, o en el delito.

Corresponde al hombre el deber de decir la verdad, en eso consiste la virtud moral de la veracidad, sin la cual no es posible la convivencia.

El mundo falso, es como escalón falso: en vez de llevar a lo alto al hombre, lo hace caer. En ese sentido la veracidad realiza una función social.

 

1.2- FIDELIDAD A LA PALABRA DADA 

Es un aspecto especial de la verdad o veracidad y consiste en ajustar los hechos a la palabra dada. El respeto a la palabra dada es considerado en la vida profesional un pilar sobre el que se construye cualquier relación profesional.

Dar a los otros lo que se le debe y en concreto, cumplir con conveniente exactitud cuanto ha sido prometido es propio de la virtud de la fidelidad.

Ser fiel es una particular forma de ser justo.

 

2-FORTALEZA PROFESIONAL

El perfil ético del buen profesional no se agota en el ejercicio de la veracidad, de la fidelidad y de la prudencia. No basta sentirse obligados a obrar en conformidad con lo que sugiere el conocimiento objetivo y sereno de la realidad.

La palabra veraz, el compromiso asumido, la conducta prudente encuentran obstáculos y resistencias a causa de la insidiosa presencia del mal y de la corrupción del acto justo. A costa de sacrificios, riesgos y contrariedades, el VALOR DE LA FORTALEZA preserva la defección o abandono.

Es propio del profesional prudente reflexionar sobre la causa por la que trabaja y gasta energías intelectuales, tiempo y dinero, pero el resistir con firmeza y arriesgarse a fin de conseguir lo que se considera una doble meta es típico de la virtud de la fortaleza.

La dimensión propia del profesional debe excluir el fanatismo, como toda equívoca manifestación de paciencia, resignación o modestia, cuando sin formas enmascaradas de encogimiento de ánimo y mezquindad.

El empuje laborioso, el saber arriesgarse, una sana forma de agresividad la que habitualmente llamamos empuje, ser emprendedor, son parte del ethos requerido para un buen profesional.

 

3- HUMILDAD PROFESIONAL

La HUMILDAD es una cualidad cuyo fin es dar un equilibrio interior al hombre, al centro de las decisiones y de las acciones humanas, del cual derivan la paz y la tranquilidad de ánimo, y por el recto ejercicio de la libertad, impidiendo acciones que lesionen la propia personalidad y la de los demás, que derivan indefectiblemente cuando el hombre ejerce un desmesurado culto al propio yo,  la humanidad modera las tendencias legítimas: primero, la autoestima está en la base de la dignidad personal y segundo el deseo de la estima de los demás que es una de las bases de la sociedad.

La humildad es uno de los fundamentos básicos de la vida profesional, ya que en ella reclama al hombre el reconocimiento de las limitaciones, pero también que exige uno se estime por lo que realmente es, sin necesidad de minivalorar la propia personalidad o el propio prestigio profesional, esto exige a cada profesional a observarse a sí mismo, a su propia condición profesional, las circunstancias de su profesión, de tal manera que domine el deseo desmesurado y egoísta de dominar a otros.

 

3-PRUDENCIA O SABER HACER

Es la virtud clave del que emprende algo, del obrar y del querer según la recta razón, es “hacer” las cosas bien, es decir “hacer bien el bien”. Es saber hacer, lo que en la terminología relativamente reciente se denomina “excellence” o “excelencia”, sobresalir por calidad de la actuación, la prudencia, el saber hacer como conocimiento practico que consiste en saber que hay que hacer y hacerlo.

Los distintos aspectos de la prudencia son tres:

  1. a) Optimizar el pasado: Que significa los precedentes, es preciso por lo tanto la “memoria” en el sentido de la experiencia tanto la propia como de la ajena, lo que significa que hay que consultar y saber donde puede obtenerse la mejor consulta.
  2. b) Diagnosticar el presente: lo que exige: 1º “saber mirar alrededor” (circunspección), 2º “saber como están ocurriendo las cosas” “caen en la cuenta de lo que está ocurriendo” (inteligencia del presente), 3º “anticipar cuales son las líneas previsibles (capacidad de llegar a conclusiones).
  3. c) Prevenir el futuro: en la práctica la previsión del futuro es incompleta y en teoría es imposible. Al prevenir el futuro lo que se hace es que el riesgo apueste por la solución que se ve con más perspectivas de realización.

Ahora bien, cabe preguntarnos: ¿Cuáles son las cualidades que debe reunir un profesional para ser prudente? y la respuesta es una buena formación teórico técnica, equidad al juzgar y a considerar los problemas que se plantean para su resolución, equilibrio interior, imparcialidad, capacidad para tomar decisiones oportunas y sensatez.

El profesional prudente no es el que no se equivoca nunca, sino el que sabe rectificar los propios errores y saca provecho de sus fracasos, acumulando experiencia, aprendiendo, renovando la decisión de continuar, ejerciendo los propios deberes y derechos profesionales.

La prudencia es a veces creativa y emprendedora y todo buen profesionales de algún modo emprendedor, el que ejerce la “prudencia profesional” lucha con los errores, la negligencia y la inconsistencia.

 

4- OBJETIVOS DE LA PROFESIÓN

 

Los objetivos de la profesión son trabajar al más alto nivel de profesionalidad con el fin de obtener el mayor nivel posible de ejecución y en general para satisfacer los requisitos de orden público. El actuar virtuoso y la profesionalidad tienen en común hábitos libremente elegidos y cultivados que, por su mutua relación emotivo-intelectual, son lo contrario de la rutina y del profesionalismo. Los valores morales alejan del peligro del automatismo en el trabajo y de la deformación profesional.

El practicar la laboriosidad “hace lo que debe y está en lo que hace, no por rutina, ni por ocupar las horas, sino como fruto de una reflexión atenta y ponderada”.

Los principios y valores éticos hacen rendir al máximo la inteligencia y la voluntad. El trabajo profesional no se puede reducir a simples condiciones estables de la vida, a fuente de recursos económicos, ni se lo puede colocar en una posición autónoma frente a la ética y a las estructuras porque nunca es fin sino medio. Es primero de todo, realización moral de la propia personalidad, de los proyectos y de las aspiraciones nobles de cada uno, pero debe ser también expresión de la solidaridad humana.

Los objetivos antes enunciados exigen las siguientes cualidades básicas:

 

  1. Credibilidad.

En toda sociedad hay necesidades de que la información sea creíble, es decir que sea aceptada como una  verdadera cosa cuyo conocimiento no tiene por propia experiencia, sino que le es comunicado por otro. Hay que recordar que la veracidad es el fundamento esencial de la

Información, solo así será creíble. Sin ella sería lo contrario, desinformación o lo que es peor deformación.

 

  1. Profesionalidad.

El trabajo profesional implica una serie de actividades especializadas que se realizan fuera del sistema de relaciones familiares y que son un elemento importante en la definición social de Los individuos que las llevan a cabo, es un contador público, un economista, un actuario, un administrador…

Así los individuos son identificados con claridad por sus clientes, empleadores y otras partes interesadas, como profesionales en ciencias económicas. Es decir el sentido pleno del trabajo profesional se configura como el de una actividad la cual permite el acceso del hombre a bienes que son necesarios para su subsistencia y desarrollo y que solo la red de relaciones profesionales, como el mercado encuentra un “lugar” ideal en el que se realizan intercambios, hace posible y además, constituye un ámbito de directa realización del valor de persona del trabajador.

 

  1. Confianza.

Es una fuerza creadora que hace que el otro, el profesional, sea digno de crédito, de fiarse y por lo tanto le hace responsable. Constituye la premisa indispensable para el diálogo.

 

  1. Calidad de Servicios.

La calidad de servicio significa: a- Satisfacer plenamente las necesidades del cliente; b- cumplir las expectativas del cliente; c- despertar nuevas necesidades del cliente; d- lograr servicios con cero defectos; e- hacer bien las cosas desde la primera vez; f- diseñar, producir y entregar un servicio de satisfacción total; g- una solución y no un problema; h- producir el servicio de acuerdo a las normas técnicas y éticas establecidas.

 

  1. Confidencialidad.

Los usuarios de Los profesionales en ciencias económicas deben poder contar con que la provisión de esos servicios se haga en un marco de reserva o secreto. Se es confidencial en la medida que se respeta el secreto profesional.

 

  1. Objetividad.

Es una tendencia y un empeño o meta, como un firme propósito del que informa, para ver, comprender y comunicar en acontecimiento tal cual es, prescindiendo de las preferencias, intereses o posturas propias. En toda objetividad, en el fondo, como fin se encuentra la verdad.

 

  1. Integridad.

Un profesional es integro en la medida que cumple exactamente y con rectitud los deberes de sus servicios profesionales.

 

  1. Idoneidad Profesional.

Los profesionales en ciencias económicas deben ejecutar sus servicios con cuidado, competencia y diligencia, y tiene el deber de formarse permanentemente en lo referente a su propio ámbito profesional.

 

  1. Solidaridad Profesional.

Es una concreción del bien fundamental de la sociabilidad. Se puede definir con la contribución o bien común en las interdependencias sociales de acuerdo con la propia capacidad y las posibilidades reales. La práctica de la solidaridad profesional ha de respetar la iniciativa y la creatividad y sentido de responsabilidad de los demás sin observarlos ni privarlos de lo que ellos son capaces de hacer.

 

  1. Responsabilidad.

La responsabilidad ética se refiere a la capacidad del ser humano de responder de los actos que realiza y de las consecuencias previsibles de esos actos en su contenido ético. La responsabilidad implica que quien actúa sea dueño de sus actos, y esto exige que sepa que va a hacer y decida hacerlo.

 

  1. Dignidad Profesional.

La racionalidad y la libertad del ser humano son elementos esenciales de su identidad que le otorgan una dignidad muy superior a la que tienen los demás seres de su entorno material.

Esto conlleva una exigencia radical de no tratar nunca a las personas como meros instrumentos de ganancias o de consumo, es decir, no cosficar a las personas negándoles su identidad.

 

6- LA IMPORTANCIA DE LA FORMACION ETICA

 

Si bien es necesaria la existencia de código de deontología, no es suficiente, el trabajo profesional tiene un fundamento ético social que debe respetar las normas éticas que aseguren resultados duraderos y honestos en beneficio de toda la comunidad.

La sociedad actual está fundamentalmente estructurada en una multiplicidad de categorías profesionales cuya incidencia es tal que el recto ejercicio y las motivaciones que inspiran la actividad profesional no pueden ser consideradas asunto meramente privado.

El trabajo de cada hombre tiene su fundamento ético-social, debe respetar las normas morales que aseguren resultados honestos y duraderos en beneficio de toda la comunidad, y no deben ser valorados exclusivamente con ciertos de mera eficiencia técnica y de inmediato interés personal. Por consiguiente es necesario enriquecer la formación del profesional universitario con contenidos éticos. Siendo la formación permanente, debemos pensar que podemos hacer fortalecer las conciencias de los que ya están inmersos en la actividad profesional.

Debemos preguntarnos, ¿solamente transmitir normas éticas o ayudar a poder situar éticamente la propia vida profesional?. Para que las normas éticas no se transformen en un obstáculo al libre y responsable ejercicio de la vida profesional, es necesario tener presente que la ética debe tener en primer lugar el fin de educar las tendencias, inclinaciones y disposiciones interiores del hombre, y en forma secundaria emitir un juicio sobre un acto concreto. Solo de esta manera la ética profesional no caerá en un conflicto de valores negociables: por una parte el éxito profesional y por otra los problemas de conciencia.

 

CODIGO DE ETICA

 

TITULO I

 

AMBITO DE APLICACION- SUJETOS

 

AMBITO DE APLICACIÓN:

 

Artículo 1º: Estas normas son de aplicación para todos los profesionales matriculados de este Consejo Profesional de Ciencias Económicas, en razón de su estado profesional y/o en el ejercicio de su profesión, ya sean en forma independiente o en relación de dependencia, en el ámbito privado o público, comprendiendo la actividad docente y la investigación.

 

ESTADO PROESIONAL:

 

Artículo 2º: Constituyen violación a los deberes inherentes al estado profesional, aunque la causa de los hechos no impliquen el ejercicio de las actividades específicas de la profesión:

  1. a) La violación de la Constitución de la Nación y de las Provincias.
  2. b) La pérdida de la nacionalidad o la ciudadanía, cuando la causa que la determine importe indignidad.
  3. c) La condena por delitos contra la propiedad o la administración en general.
  4. d) La condena o pena de inhabilitación profesional.
  5. e) La violación de incompatibilidades legales y/o profesionales.
  6. f) La participación como director, administrador, docente y/o propietario, socio o accionista de establecimientos que otorguen títulos, diplomas o certificados o designaciones iguales o similares al ámbito de incumbencia de las profesiones en Ciencias Económicas, no autorizados conforme a la Ley521 o el ordenamiento legal que la sustituya.
  7. g) La violación del Código de Etica en el desempeño de funciones o cargos que supongan la aplicación de los conocimientos propios de los profesionales en ciencias económicas, aunque las leyes o reglamentaciones en vigor no exijan poseer los títulos pertinentes.
  8. h) La violación del Código de Etica en el desempeño de funciones o cargos electivos correspondientes al organismos o instituciones profesionales y/o de política colegial.
  9. i) La protección manifiesta o encubierta el ejercicio ilegal de la profesión.
  10. j) Los actos que afecten las normas de respetabilidad y decoro propias de un graduado universitario.

 

TITULO II

 

NORMAS GENERALES

 

NORMAS LEGALES:

 

Artículo 3º: Los profesionales deben respetar las disposiciones legales y reglamentarias aplicables como consecuencia del ejercicio de la profesión. Igualmente, deben acatar las normas técnicas vigentes, y demás resoluciones del Consejo Profesional.

 

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES:

 

Artículo 4º: Los profesionales deben observar principios que constituyen normas permanentes de conducta y finalidad del ejercicio profesional, el que debe realizarse a conciencia, con prudencia, integridad, dignidad, veracidad, buena fe, lealtad, humildad y objetividad.

 

COMPETENCIA- CAPACITACION CONTINUA:

 

Artículo 5º: Los profesionales deben atender los asuntos que les sean encomendados con responsabilidad, diligencia, competencia y genuina preocupación.

Tienen la obligación de mantener un alto nivel de idoneidad profesional, para lo cual deben capacitarse en forma continua.

 

COMPORTAMIENTO- CUMPLIMIENTO:

 

Artículo 6º: Los profesionales deben evitar la acumulación o aceptación de cargos, funciones, tareas  o trabajos profesionales que excedan sus posibilidades de cumplimiento.

Deben actuar acorde al decoro y buena reputación de la profesión, y evitar cualquier conducta que pueda traer descrédito a la misma, ello implica responsabilidades para con los colegas, con quienes han contratado sus servicios y con terceros.

 

Artículo 7º: No deben aconsejar ni intervenir cuando su actuación profesional permita, ampare o facilite actos incorrectos, pueda utilizarse para confundir o sorprender la buena fe de terceros, usarse en forma contraria al interés público, a los intereses de la profesión o para violar la ley.

La utilización de la técnica para deformar o encubrir la realidad es agravante de la falta ética.

 

Artículo 8º: Los profesionales no deben aceptar ofrecimientos de servicios que formulen los organismos del Estado Nacional, Provincial o Municipal, cuando los mismos se aparten de las normas legales y reglamentarias que regulen el proceso de contrataciones.

 

FIDELIDAD A LA PALABRA DADA:

 

Artículo 9º: Los compromisos, sean verbales o escritos, deben ser cumplidos estrictamente.

 

RESPONSABILIDAD:

 

Artículo 10º: La responsabilidad por la actuación de los profesionales es personal e indelegable, siempre deben dar respuesta de sus actos.

En los asuntos que requieran la actuación de colaboradores, deben asegurar su intervención y supervisión personal mediante la aplicación de normas y procedimientos técnicos adecuados a cada caso.

No deben firmar documentación relacionada con la actuación profesional que no haya sido preparada, analizada o revisada personalmente o bajo su directa supervisión, dejando constancia en que carácter la suscriben.

 

RESPONSABILIDAD EN EL MANEJO DE DINERO DE CLIENTES:

 

Artículo 11º: El dinero de los clientes en poder del profesional sólo debe ser usado para cumplimentar el destino previsto.

En todo momento el profesional debe rendir cuenta a su titular.

Solo podrá compensar el dinero en su poder con honorarios que se le adeuden, cuando su cliente expresamente lo autorice.

 

RETENCION:

 

Artículo 12º: Los profesionales no deben retener documentos o libros pertenecientes a sus clientes.

 

EJERCICIO PROFESIONAL- VINCULACION CON NO PROFESIONALES:

 

Artículo 13º: El ejercicio de las profesiones de ciencias económicas es personal. Los matriculados no deben permitir que otra persona ejerza la profesión en su nombre, ni prestar servicios profesionales y/o facilitar- ya sea por acción u omisión- el ejercicio de incumbencias profesionales a quienes carezcan de título habilitante o no se hallaren matriculados en este Consejo Profesional.

 

USO DE TITULOS DE CARGOS DE ENTIDADES PROFESIONALES:

 

Artículo 14º: Los profesionales que desempeñen o hubieren desempeñado cargos en cualquiera de los órganos del Consejo Profesional, o en otras entidades representativas de la profesión, se abstendrán de utilizar esa posición en beneficio propio. Solamente podrán referenciar el o los cargos ocupados como relación de antecedentes o al actuar en nombre de dichas entidades.

 

TITULO III

 

NORMAS ESPECIALES

 

CAPITULO 1

 

PRINCIPIOS TECNICOS

 

Artículo 15º: Todo informe, dictamen o certificación, y toda otra actuación profesional, debe responder a la realidad y ser expresada en forma clara, precisa, objetiva y completa, de modo tal que no pueda entenderse erróneamente.

El profesional debe dejar constancia en todos los casos de la fuente de donde fueron extraídos los datos y demás elementos utilizados para su formulación.

 

CAPITULO 2

 

CLIENTELA

 

INTERRUPCION DE SERVICIOS PROFESIONALES

 

Artículo 16º: los profesionales no deben interrumpir sus servicios sin comunicarlo a quienes corresponda con antelación razonable, salvo que circunstancias especiales justifiquen su omisión.

 

INTERVENCION DE GESTORES

 

Artículo 17º: Los profesionales no deben utilizar ni aceptar la intervención de gestores para la obtención de clientela.

 

CAPTACION CLIENTES DE COLEGAS

 

Artículo 18º: Los profesionales no deben tratar de atraer los clientes de un colega, empleando para ello recursos o practicas reñidas con el espíritu de este código. No obstante, tiene derecho a prestar sus servicios cuando les sean requeridos, previa comunicación al profesional actuante.

 

COOPERACION CON EL COLEGA REEMPLAZANTE

 

Artículo 19º: El profesional que ha sido reemplazado por otro colega en la atención de un cliente, debe cooperar atendiendo todos los pedidos razonables de asistencia e información que el nuevo profesional designado le formule.

 

CAPITULO 3

 

RELACIONES INTERPROFESIONALES

 

SOCIEDADES ENTRE PROFESIONALES EN CIENCIAS ECONOMICAS:

 

Artículo 20º: Los profesionales solo deben integrar sociedades, cuyo objeto sea desarrollar incumbencias reservadas a profesionales en ciencias económicas, cuando:

  1. a) La totalidad de sus componentes posean los respectivos títulos habilitantes y estén matriculados en el C.P.C.E. de su jurisdicción.
  2. b) La sociedad se halle inscripta en el Registro Especial que a tal efecto lleva el C.P.C.E.
  3. c) La sociedad se dedique exclusivamente a la presentación de servicios profesionales.

 

SOCIEADDES ENTRE PROFESIONALES DE DISTINTAS DISCIPLINAS:

 

Artículo 21º: Los profesionales solo deben integrar sociedades de graduados universitarios de distintas disciplinas, que actuaren en materia de las ciencias económicas, cuando:

  1. a) La totalidad de sus componentes sean profesionales universitarios.
  2. b) La Sociedad se dedique exclusivamente al desarrollo de las incumbencias propias de los profesionales universitarios que la componen.
  3. c) Las incumbencias reservadas a profesionales de ciencias económicas deberán estar a cargo, en forma personal, de los profesionales de la respectiva especialidad, quienes deben estar matriculados y tienen la responsabilidad de registrar la Sociedad en el registro que a tal efecto lleva el C.P.C.E.

 

RESPONASBILIDAD ETICA DE LOS INTEGRANTES DE SOCIEDADES PROFESIONALES

 

Artículo 22º: El socio firmante de las actuaciones, informes, dictámenes o certificaciones, es el responsable primario de tales actos y debe asumir las consecuencias éticas de los mismos.

Los restantes socios, podrán tener responsabilidad secundaria en la medida que su conducta, ya sea por acción u omisión, haya posibilitado o contribuido a la realización del acto punible.

 

RELACIONES ENTRE COLEGAS

 

Artículo 23º: La convivencia interprofesional debe desarrollarse en un marco de mutuo respeto y absoluta confraternidad.

No se deben formular manifestaciones que puedan significar menoscabo a otro u otros colegas en su idoneidad, prestigio o moralidad.

 

RELACIONES CON PROFESIONALES DE OTRAS DISCIPLINAS:

 

Artículo 24º: La vinculación con profesionales de otras disciplinas implica un compromiso de trato recíproco respetuoso, con reconocimiento de la competencia que a cada uno le incumbe.

Todo ello fundamentalmente impregnado de principios y valores éticos que cada uno procurará sean cumplidos por todos.

 

RELACIONES CON PROFESIONALES DEL EXTERIOR:

 

Artículo 25º: Cuando un profesional preste servicios en un país extranjero, deberá obligarse no solo a las normas éticas de su Código, sino además cumplir con los requerimientos éticos del país en el que está ejerciendo la labor profesional.

Si entre los códigos de ambos países existen requerimientos éticos de distinta magnitud de exigencia, deberá sujetarse a la normativa  ética que resulte más estricta.

 

CAPITULO 4

 

SOLIDARIDAD

 

Artículo 26º: La solidaridad es la contribución al bien común en las interdependencias sociales, de acuerdo con la propia capacidad y las posibilidades reales.

El deber de solidaridad es una exigencia primaria irrenunciable, que se debe sostener, promover y defender con convicción.

La actividad profesional debe promover la creación de nexos solidarios y fomentar la cooperación con los colegas e integrantes de otras comunidades profesionales, con el Consejo Profesional de Ciencias Económicas y con otras entidades profesionales.

Los profesionales deberán evitar tomar y/o apoyar iniciativas que perjudiquen el normal desarrollo de las entidades profesionales.

 

CAPITULO 5

 

PUBLICIDAD

 

Artículo 27º: El ofrecimiento de servicios profesionales debe hacerse con objetividad, mesura y respeto por el público, por los colegas y por la profesión.

Se presume que no cumple con estos requisitos la publicidad que contenga expresiones:

  1. a) Falsas, falaces o aptas para conducir a error, incluyendo:

1)     La formulación de promesas sobre el resultado de la tarea profesional.

2)     El dar a entender que el profesional puede influir sobre decisiones de órganos administrativos o judiciales.

  1. b) De comprobación objetiva imposible.
  2. c) De autoelogio.
  3. d) De menoscabo explícito o implícito para colegas (por ejemplo, a través de comparaciones de calidades supuestas de los trabajos profesionales)
  4. e) Que afecten la dignidad profesional.
  5. f) Que mencionen montos de honorarios y/o aranceles por tareas profesionales u ofrezcan servicios gratuitos.

Los profesionales integrantes de sociedades de profesionales no podrán agregar la denominación de la Sociedad si esta no se encuentra inscripta en el Consejo.

 

CAPITULO 6

 

SECRETO PROFESIONAL

 

Artículo 28º: La relación entre profesionales y clientes debe desarrollarse dentro de la más absoluta reserva, respetando la confidencialidad de la información acerca de los asuntos de los clientes o empleadores adquirida en el curso de sus servicios profesionales.

 

Artículo 29º: Los profesionales deberán guardar secreto aún después de finalizada la relación entre el profesional y el cliente o empleador.

 

Artículo 30º: Los profesionales tienen el deber de exigir a sus colaboradores bajo su control y a las personas de quienes obtienen asesoramiento y asistencia, absoluta discreción y observancia del secreto profesional. Ha de hacerles saber que ellos están también obligados a guardarlo.

 

Artículo 31º: El secreto profesional requiere que la información obtenida como consecuencia de su labor no sea usada para obtener una ventaja personal o para beneficio de un tercero.

 

Artículo 32º: El profesional puede revelar el secreto, exclusivamente ante quien tenga que hacerlo y en sus justos y restringidos límites, en los siguientes casos:

  1. a) Cuando el profesional es relevado por el cliente o empleador de guardar el secreto, no obstante ello debe considerar los intereses de todas las partes, incluyendo los de terceros que podrían ser afectados.
  2. b) Cuando exista un imperativo legal.
  3. c) Cuando el profesional se vea perjudicado por causa del mantenimiento del secreto de un cliente o empleador y este sea el autor voluntario del daño. El profesional ha de defenderse en forma adecuada, con máxima discreción y en los límites justos y restringidos.

No deberá divulgar entre terceros detalles peyorativos de su cliente o empleador para desacreditarle como persona. Debe compaginar su defensa con el respeto deontológico que se debe a sí mismo y a su cliente o empleador.

  1. d) Cuando guardar el secreto profesional propiciase la comisión de un delito que en otro caso se evitaría.
  2. e) Cuando guardar el secreto pueda conducir a condenar a un inocente.
  3. f) Cuando el profesional deba responder a un requerimiento o investigación del Tribunal de Disciplina. En este caso no puede escudarse en el secreto para ocultar información esencial para la resolución del caso.

 

CAPITULO 7

 

HONORARIOS

 

Artículo 33º: Los honorarios profesionales han de ser justo reflejo del trabajo realizado para el usuario, teniendo en cuenta:

  1. a) La naturaleza e importancia del trabajo.
  2. b) Los conocimientos y técnicas requeridos para el tipo de servicios profesionales prestados.
  3. c) El nivel de formación y experiencia para llevar a cabo el trabajo.
  4. d) El tiempo insumido por el profesional y por el personal a su cargo que participó en la tarea.
  5. e) El grado de responsabilidad que conlleva la prestación de los servicios.
  6. f) Las disposiciones legales y reglamentarias vigentes en la materia.

 

Artículo 34º: Los profesionales no deben dar ni aceptar participación o comisiones por asuntos que, en el ejercicio de la actividad profesional, reciban de o encomienden a otro colega, salvo las que correspondan a la ejecución conjunta de una labor o surjan de la participación en sociedades profesionales.

Tampoco deben dar ni aceptar participaciones o comisiones por negocios o asuntos que reciban de o proporcionen a graduados de otras carreras o a terceros.

 

Artículo 35º: Cuando actúen por delegación de otro profesional deben abstenerse de recibir honorarios o cualquier otra retribución, sin autorización de quien les encomendó la tarea.

 

TITULO IV

 

INCOMPATIBILIDADES PARA EL EJERCICIO

 

DE LAS ACTIVIDADES PROFESIONALES

 

CAPITULO 1

 

INCOMPATIBILIDADES

 

INCOMPATIBILIDADES LEGALES:

 

Artículo 36º: Los profesionales deberán respetar celosamente las disposiciones legales que establezcan los casos de incompatibilidad en el ejercicio de la profesión.

 

INCOMPATIBILIDADES FUNCIONALES:

 

Artículo 37º: Los profesionales no deberán prestar servicios a terceros, relacionados con temas propios de la función que cumplen en organismos del Estado Nacional, Provincial o Municipal, o en bancos públicos o privados, aunque las leyes y reglamentaciones en vigor no exijan poseer títulos de graduados en Ciencias Económicas pero el desempeño de tales funciones requiera conocimientos inherentes a las profesiones reguladas por la Ley 20488.

 

INCOMPATIBILIDAD PARA LA PRESTACION DE SERVICIOS A TERCEROS ENCOMENDADOS POR ENTES NO HABILITADOS:

 

Artículo 38º: Es incompatible la prestación de servicios profesionales a terceros encomendados por el ente en el cual el profesional se encuentra bajo relación de dependencia, o contratado, si dicho ente no se encuentra habilitado para el ejercicio de la profesión.

El profesional deberá abstenerse de actuar en las circunstancias descriptas precedentemente, y especialmente cuando la labor sea encomendada por universidades públicas o privadas, fundaciones, entidades intermedias (federaciones, cámaras empresariales o gremiales, etc.), asociaciones, sociedades comerciales, cooperativas, o cualquier otro organismo público o privado no habilitado para el ejercicio de la profesión.

 

CAPITULO 2

 

INDEPENDENCIA

 

Artículo 39º: El profesional debe tener independencia con relación al ente que se refiere la información, dictamen o certificación, a fin de lograr imparcialidad, objetividad y veracidad en sus juicios.

Además de ser independiente, debe ser reconocido como tal por quienes contraten sus servicios.

Las cualidades fundamentales inherentes a la independencia son las siguientes:

  1. a) CONDUCTA: La conducta debe ser tal que no permita que se exponga a presiones que lo obliguen a aceptar o silenciar hechos que alterarían la corrección de su informe.
  2. b) ECUANIMIDAD: La actitud debe ser totalmente libre de prejuicios. Debe colocarse en una posición imparcial respecto al cliente, a sus directivos y accionistas. La misma posición cabe frente a terceros, sean estos deudores, acreedores o el mismo Estado. El enfoque libre y ecuánime se logra cuando se adopta una posición de total independencia mental.

 

CAPITULO 3

 

FALTA DE INDEPENDENCIA

 

Artículo 40º: Para el profesional constituyen falta de independencia, real o aparente, la emisión de informes, dictámenes o certificaciones, destinados a terceros o a hacer fe pública, en las siguientes situaciones:

 

RELACION DE DEPENDENCIA:

 

  1. a) Cuando estuvieren en relación de dependencia con respecto al ente cuya información es objeto de su actuación profesional o con respecto a los entes que estuvieren vinculados económicamente a aquel sobre el cual verse el trabajo, o lo hubiera estado en el ejercicio al que se refiere la información que es objeto de su actuación.

 

RELACION DE PARENTESCO:

 

  1. b) Cuando fuera cónyuge o pariente por consanguinidad, en línea recta o colateral hasta el cuarto grado inclusive, o por afinidad hasta el segundo grado, de alguno de los propietarios, socios, accionistas, directores, gerentes o administradores del ente cuya información es objeto de actuación profesional, o de los entes vinculados económicamente a aquel sobre el cual verse el trabajo.

No constituye falta de independencia cuando el parentesco sea con socios o asociados de entidades civiles sin fines de lucro o de sociedades cooperativas cuya información es objeto de su actuación profesional: o de socios o accionistas cuando la participación no sea significativa con relación al patrimonio del ente o de dichos socios o accionistas.

 

PROPIEDAD, ASOCIACION O RESPONSABILIDAD DE CONDUCCION:

 

  1. c) Cuando fuera propietario, socio, accionista, asociado, director o administrador del ente cuya información es objeto de su actuación profesional o de los entes que estuvieran vinculados económicamente a aquel sobre el cual verse el trabajo, o lo hubiera sido en el ejercicio al que se refiere la información que es objeto de su actuación profesional.

Constituye falta de independencia cuando el profesional fuera socio –en otra entidad- del propietario, socio, accionista, directivo o administrador del ente sobre el cual verse el trabajo.

No existe falta de independencia cuando el profesional fuera socio o asociado de entidades civiles sin fines de lucro (clubes, fundaciones, mutuales, u otra organización de bien público) o de sociedades cooperativas cuya información es objeto de su actuación profesional o de entes económicamente vinculados a aquel sobre el cual verse el trabajo.

No afecta la independencia cuando fuere socio o accionista con una participación no significativa con relación al patrimonio del ente o del suyo propio.

 

PROVISION DE OTROS SERVICIOS PROFESIONALES AL ENTE SOBRE EL CUAL VERSE EL TRABAJO:

 

  1. d) Cuando haya efectuado funciones gerenciales, aceptado la representación del ente a través de poderes generales o especiales, o adoptado decisiones que son responsabilidad de la administración o dirección del ente sobre el cual versa el trabajo, o de los entes que estuvieran vinculados económicamente a aquel, o lo hubiese hecho en el ejercicio al que se refiere la información que es objeto de su actuación profesional.

No afecta la independencia la prestación de los servicios de consultoría financiera, contable, impositiva, laboral, el registro, recopilación, procesamiento y análisis de información, la preparación de estados contables y la realización de otras tareas similares remuneradas mediante honorarios.

 

POR INTERESES ECONOMICO-FINANCIEROS CON LOS ASUNTOS DEL ENTE

 

  1. e) Cuando tenga intereses económico-financieros con o en el ente cuya información es objeto de la actuación profesional, o con o entidades económicamente vinculadas, por montos significativos con relación al patrimonio del ente o del suyo propio, o la haya tenido en el ejercicio al que se refiere la información sobre la que verse el trabajo.

Dichos intereses pueden originarse por diversas circunstancias, tales como:

–          Ser propietario de bienes explotados por el ente.

–          Ser deudor, acreedor o garante del ente, o de cualquier director o administrador del mismo.

–          Tener intereses económicos en empresas similares o competitivas del ente, sin dar a conocer dicha situación a las partes interesadas.

–          Participar en un negocio conjunto con el ente, o con directores o administradores del mismo.

–          Ser fideicomisario de un fideicomiso que tenga un interés financiero en el ente.

 

POR REMUNERACION CONTINGENTE O CONDICIONADA A CONCLUCIONES O RESULTADOS DEL ASUNTO:

 

  1. f) Cuando la remuneración fuera contingente o condicionada a las conclusiones o resultados del asunto; salvo la que corresponde a los síndicos de las sociedades comerciales cuando los estatutos fijen esta forma de remuneración, o cuando por la actuación ante organismos judiciales y/o administrativos, el profesional fuera retribuido por su labor con honorarios calculados sobre la base del monto da la causa.

 

POR REMUNERACION SUJETA A UN RESULTADO ECONOMICO DETERMINADO:

 

  1. g) Cuando la remuneración fuera pactada sobre la base de un resultado económico determinado. No vulneran esta norma las disposiciones sobre aranceles profesionales que fijan los importes en virtud de procedimientos de cálculo establecidos en las leyes de ejercicio profesional y/o de aranceles de cada jurisdicción.

 

POR SERVICIOS PROFESIONALES A LA CONTRAPARTE INVOLUCRADA EN UN ASUNTO:

 

  1. h) Cuando hubiese intervenido decidiendo o asesorando a una parte en un asunto conflictivo, haciéndolo posteriormente a la contraparte, salvo que hayan transcurrido dos años de finalizada su actuación, o mediante notificación y la parte interesada no manifestase oposición en un plazo de treinta días corridos.

 

POR CIRCUNSTANCIAS QUE AFECTEN LA INDEPENDENCIA EN LA ACTUACION JUDICIAL Y/O EN CONTROVERSIAS:

 

  1. i) Cuando no se excuse de actuar en la justicia, o extrajudicialmente –si debe dirimir una controversia- aceptando la designación o el asunto, si alguna de las partes de la causa esté vinculada por parentesco, intereses comunes o cualquier otra circunstancia que pudiera afectar su independencia.

 

POR LA ACEPTACION DE BIENES, SERVICIOS Y CORTESIAS IMPROPIAS:

 

  1. j) Cuando hubiese aceptado bienes o servicios del ente cuya información es objeto de actuación profesional, o lo hubiesen hecho su cónyuge o sus hijos, en condiciones más favorables que las ofrecidas a terceros.

Constituye falta de independencia la aceptación de invitaciones y regalos en una escala que no este en proporción con las cortesías normales de la vida social.

 

POR RELACION CONFLICTIVA O LITIGIOSA CON EL ENTE:

 

  1. k) Cuando existiere una relación conflictiva o litigiosa entre el profesional y el ente cuya información es objeto de la actuación profesional.

 

CAPITULO 4

 

VINCULACION ECONÓMICA

 

Artículo 41º: Se entiende por entes (personas, entidades o grupos de entidades) económicamente vinculados a aquellos que, a pesar de ser jurídicamente independientes, reúnen algunas de las siguientes condiciones:

  1. a) Cuando tuvieran vinculación significativa de capitales.
  2. b) Cuando tuvieran, en general, los mismos directores, socios o accionistas.
  3. c) Cuando se tratare de entes que por sus especiales vínculos debieran ser considerados como una organización económica única.

 

CAPITULO 5

 

ALCANCE DE LAS INCOMPATIBILIDADES

 

ALCANCE DE LAS INCOMPATIBILIDAES:

 

Artículo 42º: Las incompatibilidades definidas en el capítulo 1 de este título, son de aplicación para todos los profesionales de ciencias económicas y para las sociedades entre profesionales debidamente inscriptas en el registro especial que a tal efecto lleve el C.P.C.E. de cada jurisdicción.

 

ALCANCE DE LOS REQUISITOS DE INDEPENDENCIA:

 

Artículo 43º: El principio de independencia definido en el Capítulo 2, y los requisitos básicos de independencia contemplados en el Capítulo 3, de este título, son de aplicación para todos los profesionales que emitan un informe, dictamen o certificación, así como para todos los integrantes del equipo de trabajo que intervinieren en esa actuación profesional, ya fueren estos profesionales en ciencias económicas o en otras disciplinas.

Esta norma es también aplicable para las sociedades entre profesionales debidamente inscriptas en el registro especial que a tal efecto lleve el C.P.C.E. de cada jurisdicción.

 

TITULO V

 

SANCIONES

 

Artículo 44º: los profesionales que transgredan las disposiciones del presente Código o los principios y normas éticas definidas en el Preámbulo integrante del mismo, se harán pasibles de cualquiera de las sanciones disciplinarias previstas en la Ley de Ejercicio  Profesional de la jurisdicción, las que se graduarán para su aplicación según la gravedad de la falta cometida y los antecedentes disciplinarios del imputado.

 

TITULO VI

 

DISPOSICIONES GENERALES

 

Artículo 45º: La normativa que conforma al Código de Etica no podrá alterar, modificar o exceder, a las disposiciones que integran a la Ley del Ejercicio de las Profesiones de las ciencias económicas, vigentes.

[us_separator thick=»5″ style=»dotted»][us_separator thick=»5″ style=»dotted»]

LEY N° 630

La legislatura de la Provincia sanciona con fuerza de Ley:

CAPÍTULO I

DEL EJERCICIO PROFESIONAL

Del ejercicio de las profesiones en general

Artículo 1º.- El ejercicio de las profesiones de Doctor en Ciencias Económicas, Contador Público Nacional o Contador Público, Licenciado en Economía Política o en Economía, Licenciado en Administración y Actuario, en la Provincia de Formosa, queda sujeto a lo que prescribe la presente ley y a las disposiciones reglamentarias que se dicten.

Art. 2º.- Se entiende por ejercicio profesional a los efectos de esta ley, todo acto realizado en forma individual que suponga, requiera o comprometa la aplicación de los conocimientos propios los graduados en Ciencias Económicas. En especial:

  1. a) El ofrecimiento o relación de servicios profesionales en forma independiente o en relación de dependencia y la derivada del desempeño de cargos públicos en la Administración nacional, Provincial y Municipal para los cuales las leyes y reglamentaciones en vigor exijan poseer título de graduado en Ciencias Económicas.
  2. b) El desempeño de funciones derivadas de funciones judiciales.
  3. c) La evaluación, emisión, presentación o aplicación de informes, dictámenes, laudo, consultas, estudios, consejos, pericias, compulsas, valorizaciones, presupuestos, escritos, cuentas, análisis, proyectos o de trabajos similares, destinados a ser presentados ante los poderes públicos, particulares o entidades públicas, mixtas o privadas.
  4. d) El empleo de leyendas, dibujos, insignias, chapas, tarjetas, avisos, carteles o publicaciones de cualquier especie y la emisión, reproducción o difusión de las palabras : Contador, Economista, Analista, Auditor, Experto, Consultor, Asesor, Licenciado o similares y sus equivalentes en idiomas extranjeros, con referencia a cualquiera de los ámbitos de las profesiones reglamentadas por esta ley, así como el empleo de los términos : Academia, Estudio, Asesoría, Oficina, Instituto, Sociedad, Organización y otros similares, con los mismos fines.

Art. 3º.- Las profesiones que se refiere el artículo 1º, sólo pueden ser ejercida por :

  1. a) Personas titulares de diplomas universitarias de valides nacional, obtenidos de acuerdo a las normas legales vigentes ;
  2. b) Personas titulares de diplomas expedidos por escuelas superiores de comercio de la Nación, o convalidadas por ella, antes de la sanción del decreto-ley 5103/45 – (ley 12.921).
  3. c) Personas que a la fecha de la sanción de esta ley, estuvieren matriculados en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Provincia, en virtud de autorización emanada de ley anterior a la presente.

Art. 4º.- Las personas que sin poseer título habilitante en las condiciones prescriptas por la presente ley ejercieran cualquiera de las profesiones reglamentadas por esta ley, así como las personas que ofrecieran los servicios inherentes a tales profesiones sin poseer título habilitante para ello, serán pasibles de las sanciones previstas en el artículo 247 del Código Penal.

Art. 5º.- Para cubrir los cargos en las Entidades Centralizadas y Descentralizadas de la Administración Pública Provincial o Municipal, Empresas del Estado y Mixtas, para cuyo desempeño se requiere tener conocimientos de al especialidad de los graduados en Ciencias Económicas, se dará preferencia a los profesionales con título de la especialidad respectiva.

TÍTULO II

Del Consejo Profesional

Art. 6º.- El consejo Profesional de Ciencias Económicas de Formosa es una persona jurídica de derecho privado, con independencia funcional de los poderes del Estado, creado para el cumplimiento de los objetivos que se especifiquen en la presente ley y en la legislación vigente para todo el territorio nacional. El Consejo Profesional de Ciencias Económicas tendrá su asiento en la ciudad de Formosa y podrá crear y suprimir Delegaciones dentro del territorio de la Provincia.

Art. 7º.- Son atribuciones y deberes del Consejo Profesional de Ciencias Económicas que se ejercerán por los Organos competentes de acuerdo a las disposiciones de esta ley :

1) Dar cumplimiento a las disposiciones de la presente ley y otras relacionadas con el ejercicio profesional y las respectiva reglamentación.

2) Crear cuando corresponda y llevar matrícula correspondiente a las profesiones a que se refiere la presente ley.

3) Honrar, en todos sus aspectos, el ejercicio de las profesiones de Ciencias Económicas, afirmando las normas de especialidad y de decoro propias de la carrera universitaria y estimulando la solidaridad entre sus miembros.

4) Cuidar que se cumplan los principios de ética que rigen en el ejercicio profesional de Ciencias Económicas y regular y delimitar dicho ejercicio en sus relaciones con otras profesiones.

5) Combatir por los medios legales a su alcance el ejercicio ilegal de la profesión.

6) Coadyuvar con la Administración Pública en el cumplimiento de las disposiciones que se relacionen con la profesión, evacuar consultas y suministrar los informes solicitados por Entidades Públicas o Privadas.

7) certificar las firmas y legalizar los dictámenes expedidos por los profesionales matriculados cuando esa documentación deba ser presentada a entidad pública, privada o mixta.

8) Percibir los honorarios del profesional, para su posterior reintegro en la forma prevista por la presente ley.

9) Para el cumplimiento de sus fines podrá adquirir, enajenar y gravar bienes, muebles e inmuebles, contraer deudas por préstamos que solicite, con garantía o sin ella en Bancos Oficiales, privados o mixtos ; nacionales o extranjeros o cualquier empresa de crédito, recibir donaciones con o sin cargo, realizar todo otro acto jurídico que no la esté expresamente prohibido, como asimismo, todas gestiones administrativas, judiciales o extrajudiciales, todo de conformidad con los principios establecidos por la presente ley y las disposiciones reglamentarias que se dicten.

10) Desarrollar bibliotecas especializadas ; promover actos culturales, académicos, de estudio, capacitación profesional o similares.

11) Atender el aspecto previsional y de servicios sociales del profesional.

12) Aplicar las correcciones disciplinarias por violación de los Códigos de éticas y los aranceles.

TÍTULO III

De las Condiciones para ejercer las Profesiones

Art. 8º.- El uso del título de cualquiera de las profesiones regladas por esta ley, sólo será permitido a personas de existencia visible. En todos los casos deberá determinarse claramente el título con el cual se actúa y el número de matrícula. Ningún profesional podrá permitir que ejerza la profesión, en su nombre, otra persona. Los cargos existentes o a crearse en actividades o entidades comerciales, civiles y bancarias, empresas o mixtas o del Estado, no podrán designarse con denominaciones que den lugar a que quienes los ocupen, utilicen indebidamente el título de las profesiones a que se refieren la presente ley.

Art. 9º.- Para ejercer algunas de las profesiones a que se refiere esta ley ya sea en la Administración Pública, Judicial o privadamente, se requiere estar inscripto en la matrícula del Consejo Profesional de Ciencias Económicas y estar habilitados para el ejercicio profesional en los términos de la presente ley.

Art. 10.- No podrán ejercer las profesiones a que se refiere esta ley, por inhabilidad :

1) Los condenados a cualquier pena por delito contra la propiedad o contra la administración o la fe pública, y en general todos aquellos condenados a pena de inhabilitación profesional.

2) Los fallidos y concursados civilmente, hasta su rehabilitación.

3) Los excluidos de la matrícula por sanción disciplinaria firme. Cuando dicha sanción hubiere sido dictada fuera de la jurisdicción provincial, el Consejo directivo podrá examinar las causas y resolver, sobre la inhabilitación.

4) Los incapaces de lucha y de derecho.

Art. 11.- Para ser inscripto en la matrícula del Consejo Profesional de Ciencias Económicas se exigirá :

1) Acreditar identidad profesional.

2) Presentar título habilitante de acuerdo a la legislación nacional vigente para todo el territorio de acuerdo a la legislación nacional vigente para todo el territorio de la República.

3) Tener domicilio real o constituir domicilio especial en la Provincia.

4) Manifestar si le afectan las causales de inhabilidad establecidas.

5) Abonar el derecho de inscripción.

Podrá inscribirse provisoriamente y por el plazo de ciento ochenta días a los profesionales que acrediten con certificado de la Universidad de la que son egresados, haber reunido las condiciones establecidas para que se le otorgue título habilitante. El plazo establecido precedentemente podrá ser ampliado por resolución fundada de la Junta Directa, siempre y cuando la demora en expedirse el título no sea imputable al profesional. Asimismo la Junta Directiva, podrá cuando el solicitante así lo requiere, establecer el pago en cuotas del derecho de inscripción o deducirlo de sus créditos por honorarios.

Art. 12.- La Junta Directiva verificará si el profesional peticionante reúne los requisitos exigidos por esta ley y se expedita dentro de los diez (10) días de presentada la solicitud, salvo que la Junta antes del vencimiento del plazo prorrogue el término de diez (10) días más, por resolución fundada. El término de prórroga se cuenta a partir de la fecha en que se dicte la resolución aludida, aclarándose que los días son hábiles. Si vencidos los términos de referencia, la Junta Directiva no se pronunciare, automáticamente quedará aceptada la solicitud de inscripción. Toda resolución deberá ser notificada el peticionante.

Art. 13.- El profesional cuya inscripción fuera rechazada, podrá solicitar reconsideración de dicha medida y si aún fuera rechazada, podrá apelar ante la primera Asamblea que se realice.

Si la Asamblea denegase la inscripción, podrá recurrir al Superior Tribunal de Justicia de Formosa.

TÍTULO IV

De los Títulos y las funciones

Art. 14.- Se requerirá el título de Doctor en Ciencias Económicas o licenciado en Economía Política o equivalente :

  1. a) Para la realización de estudios o preparación de dictámenes o informes destinados a ser presentados a autoridades judiciales, administrativas, financieras o hacer fe pública relacionada con el asesoramiento económico y financiero sobre :

1.- Aspecto macroeconómicos ;

1.1. Metodología, cálculo y análisis del producto bruto global, regional y sectorial.

1.2. Crecimiento, desarrollo y proceso económico.

1.3. Formulación y evaluación de programas de desarrollo económico : globales, regionales y sectoriales.

1.4. Análisis económico del planeamiento de recursos y evaluación económica de proyectos y programas atinentes a estos.

1.5. Estudio de mercado y proyecciones de ofertas y demanda, sin perjuicio de la actuación de graduados en otras disciplinas en las áreas de su competencia.

1.6. Formulación, Análisis y Evaluaciones de los estadios, proyectos y programas industriales, mineros, energéticos, agropecuarios, forestales, comerciales, de transporte y de infraestructura y análisis y evaluación de las políticas de promoción financiera estos sectores en los aspectos económicos financieros.

1.7. Análisis de la situación, actividad y política monetaria, crediticias cambiaria, fiscal y salarial.

1.8. Estudios a nivel global, regional y selectorial nombre los problemas de comercialización, estructura competitiva de los mercados y formación de precios.

1.9. Todo otro aspecto relacionado con el análisis macroeconómico.

  1. Aspecto Microeconómicos :

2.1. Asignación eficiente de recursos.

2.2. Formación de precios en mercados distintos y situaciones referidas a unidades económicas de producción y de consumo.

2.3. Formulación y evaluación económica de proyectos de inversión, sin perjuicio de la situación de graduados de otras disciplinas en las áreas de su competencia.

2.4. Todo otro aspecto relacionado con el análisis macroeconómico.

  1. Realización de estudios y preparación de dictámenes o informes sobre comercio, finanzas, mercado y economía internacionales.
  2. Realización o interpretación de estudios econométricos y de proyecciones económicas (ahorro, inversión y consumo).
  3. Presentación con su firma ante organismos financieros públicos o privados de la factibilidad económica de actividades objeto de solicitudes de financiamiento.
  4. Presentación con su firma, ante organismos oficiales de la factibilidad económica de las actividades objeto de solicitud de acogimiento a regímenes promocionales nacionales y/o provinciales.
  5. Toda otra cuestión relacionada con economía, finanzas y con referencia a las funciones que les son propias de acuerdo con el presente artículo.

Art. 15.- Se requerirá el título de Contador Público o Contador Público Nacional :

  1. a) En materia económico-contable, cuando los dictámenes sirvan a fines judiciales, administrativos o estén destinados a hacer fe pública en relación con las cuestiones siguientes :

1) Preparación, análisis y proyección de estados contables, presupuestarios, de costos y de impuestos de empresas y otros entes.

2) Revisión de registraciones contables y su documentación.

3) Disposiciones del Capítulo III, Libro I del Código de Comercio.

4) Organización contable de todo tipo de ente.

5) Elaboración e implantación de políticas, sistemas, métodos y procedientos de trabajos administrativo-contable.

6) Aplicación o implementación de sistemas de procesamiento de datos y otros métodos en los aspectos económicos, contables y financieros del proceso de información.

7) Liquidación de averías.

8) Dirección de relevamiento de invetarios, que sirven de base para la transferencia de negocios, constitución, funsión, rescisión, disolución, liquidación y transformación de cualquier clase de entes y cesiones de cuotas sociales de cualquier clase de entes y cesiones de cuotas sociales.

9) Operaciones de transferencias de fondos de comercio, de acuerdo con las disposiciones de la ley específica, a cuyo fin deberán realizar todas las gestiones que fueren menester para su objeto, inclusivo hacer publicar los edictos pertinentes en el Boletín Oficial, sin perjuicio de las facultades reservadas a otros profesionales en la mencionada norma legal.

10) Asesoramiento en materias de contratos y estatutos de toda clase de sociedades civiles y comerciales.

11) Presentación con su firma, de estados contables de bancos nacionales, provinciales, municipales, mixtos y particulares de toda empresa, sociedad o institución pública, mixta o privada de todo ente con patrimonio diferenciado.

12) Análisis económico del planeamiento de recursos y evaluación financiera de proyectos y programas atinentes a éstos.

13) Formulación y evaluación financiera de proyectos de inversión, sin perjuicio de la actuación de graduados en otras disciplinas en las áreas de su competencia.

14) Presentación con su firma ante organismos financieros públicos o privados, de factibilidad financiera de actividades objetos de solicitudes de financiamiento.

15) Presentación con su firma ante organismos oficiales, de la solicitud de acogimiento a regímes promocionales nacionales y/o provinciales.

16) Formación de costos y precios en unidades económicas de producción, consumo y servicios.

17) Toda otra cuestión en materia económica, contable y financiera vinculada con las funciones que les son propias de acuerdo con el presente artículo.

  1. b) En materia económica-contable, cuando sea requerida judicialmente para la producción de dictámenes relacionados con las siguientes cuestiones :
  2. En las liquidaciones de averías y siniestros, y en las cuestiones relacionadas con los transportes en general para realizar los cálculos y distribuciones correspondientes.
  3. Para los estados de cuentas en las disoluciones, liquidaciones y todas cuestiones patrimoniales de entidades civiles y comerciales y las rendiciones de cuentas de administración de bienes.
  4. En las compulsas y peritajes sobre libros, documentos y demás elementos concurrentes a la dilucidación de cuestiones de contabilidad y relacionadas con el comercio en general, sus prácticas y usos y costumbres.
  5. Administraciones o intervenciones judiciales.
  6. Como perito en su materia, en todos los fueros.

c). Para intervenir en las gestiones ante el juzgado a cargo del Registro Público de Comercio, para inscripción en la matrícula de comerciante, inscripción de contratos o de estatutos de sociedades comerciales, sus modificaciones, prórrogas, aumentos de capital, cesión de cuotas sociales y disoluciones parciales o totales.

Para las funciones de liquidadores de sociedades comerciales o civiles.

d). En materia tributaria, para la intervención en :

  1. La determinación y liquidación de tributos.
  2. La evaluación de los efectos de la Legislación fiscal nacional, provincial y municipal, sobre la situación financiera y patrimonial de empresas y otros entes, y su especial en los casos de su constitución, transformación, reorganización, funsión, absorción, y liquidación.
  3. Recursos a interponer ante organismos administrativos y tribunales fiscales nacionales, provinciales y municipales, sin perjuicio de la intervención que corresponda a otros profesionales.
  4. e) Para todo dictamen destinado a ser presentado ante autoridades judiciales, administrativas o hacer fe pública en materia de dirección y administración para el asesoramiento en :
  5. Las funciones directivas de análisis, planeamiento, organización coordinación y control.
  6. La elaboración o implementación de políticas, sistemas, métodos y procedimientos de administración, finanzas, comercialización, presupuestos, costos y administración de personal.
  7. La definición y descripción de la estructura y funciones de la organización.
  8. La aplicación o implementación de sistemas de procesamiento de datos y otros métodos de información gerencial.
  9. Lo referente a relaciones industriales, sistemas de remuneración y demás aspectos vinculados al factor humano en la empresa.
  10. Toda otro cuestión de dirección o administración en materia económica, contable y financiera con referencias a las funciones que les son propias de acuerdo con el presente artículo.

Art. 16.- Se requerirá el título de Licenciado en Administración :

  1. a) Para todo dictamen destinado a ser presentado ante autoridades judiciales, administrativas o hacer de públicas en materia de dirección y administración para el asesoramiento en ;
  2. Las funciones directivas de análisis, planeamiento, organización coordinación y control.
  3. La elaboración e implantación de políticas, sistemas, métodos y procedimientos de administración, finanzas, comercialización, presupuestos, costos y administración de personal.
  4. La definición y descripción de la estructura y funciones de la organización.
  5. La aplicación o implantación de sistemas de procesamiento de datos y otros métodos en el proceso de información gerencial.
  6. La referente a relaciones industriales, sistemas de remuneración y demás aspectos vinculados al factor humano en la empresa.
  7. Toda otra cuestión de dirección o administración en materia de procedimientos; con referencias a las funciones que le son propias de acuerdo con el presente artículo.

Art. 17.- Se considera título habilitante para el ejercicio de las funciones, para las cuales se requiere el de licenciado en administración, el de los contadores públicos egresados con anterioridad a la vigencia de la presente ley y que hubieran iniciado su carrera con anterioridad a la vigencia del plan de estudios, de licenciados en administración en las respectivas universidades. Si la universidad que emitió el título de contador público no tuviere en vigencia la carrera de licenciado en administración, los egresados hasta la vigencia de la presente ley se encuentran comprendidos en las disposiciones del primer párrafo del presente artículo.

Art. 18.- Se requerirá el título de Actuario :

  1. a) Para todo informe que las compañias de seguro, capitalización, ahorro, autofinanciación (crédito-recíproco) y sociedades mutuales elevan a sus asociados a terceros, a la Superintendencia de Seguros, Inspección de justicia u otra repartición pública y siempre que se relacionen con el cálculo de tarifa, planes de seguros, beneficios o subsidios, reserva técnicas de dichas entidades.
  2. b) Para el dictamen sobre las reservas que esas mismas compañias y sociedades deberán publicar junto con su balance y cuadro de rendimientos anuales.
  3. c) Para todo informe que sea indispensable en juicio en que se ventilen cuestiones técnicas relacionadas con la estadística y el cálculo de las probabilidades de su aplicación al seguro, a la capitalización o a las operaciones de ahorro autofinanciados (crédito-recíproco).

Art. 19.- Ninguna disposición legal o reglamentaria podrá prohibir a los profesionales cuyas actividades se regulan por esta ley, la realización en nombre de sus clientes, de las gestiones administrativas relacionadas con atención de los asuntos que estos le encomienden, tendientes al ejercicio de las profesiones respectivas. Los profesionales en Ciencias Económicas actuarán sin patrocinio ante el Registro Público de Comercio.

TÍTULO V

De la Organización Administrativa del Consejo Profesional

CAPÍTULO I : DE LAS AUTORIDADES

Art. 20.- Son órganos del Consejo Profesional de Ciencias Económicas: a) La Asamblea;

  1. b) La Junta Directiva ;
  2. c) El Tribunal de Etica y Disciplina ;
  3. d) La Comisión Fiscalizadora.

Art. 21.- El desempeño de los cargos electivos será honorario, salvo lo dispuesto en el artículo 26, inciso g) y el mandato de los miembros titulares y suplentes será de estos dos (2) años, pudiendo ser reelectos por un período más.

Art. 22.- No pueden ser electores :

  1. a) Los que estén en mora con el Consejo Profesional por cualquier obligación pecunaria emergente de las disposiciones de esta ley.
  2. b) Los sancionados por la Asamblea o por el Tribunal de Etica y Disciplina, mientras dure su sanción.

Art. 23.- No pueden ser elegidos miembros de la Junta Directiva, del Tribunal de Etica y Disciplina y de la Comisión Fiscalizadora :

  1. a) Quienes no pueden ser electores ;
  2. b) Los reinscriptos en las matrículas, en los casos de cancelación ;
  3. c) Los matriculados, en relación de dependencia laboral con el Consejo Profesional.

La incorporación de los miembros electos en Asambleas a sus respectivos órganos, deberá efectuarse dentro de los diez (10) días siguientes a la celebración de la misma. Las autoridades anteriores deberán permanecer en sus cargos hasta su reemplazo.-

Art. 24.- En causal de cesación de mandatos por los miembros de la Junta Directiva, del Tribunal de Etica y Disciplina y de la Comisión Fiscalizadora, haber incurrido en tres (3) faltas consecutivas o cinco (5) alternadas por año sin motivo justificado, a juzgarse la conducta de algunos de los miembros de los órganos del Consejo Profesional en cuanto al ejercicio de sus funciones. La Asamblea podrá disponer el cese del mandato. Los miembros precitados sólo podrán ser eximidos prueba de no haber actuado en la resolución impugnada o la constancia en acta de voto en contra.

TÍTULO II

De las Asambleas

Art. 25.- La Asamblea es la autoridad máxima del Consejo Profesional en Ciencias Económicas, siendo sus resoluciones obligatorias para todos los inscriptos, Se constituye con los profesionales inscriptos en las respectivas matriculas en condiciones de ejercer los derechos sociales. Las Asambleas podrán ser Ordinarias o Extraordinarias.

Art. 26.- Las Asambleas Ordinarias se realizarán una vez por año dentro de los ciento veinte (120) días posteriores a la finalización del ejercicio económico-financiero y en ella deberá :

  1. a) Considerar y resolver sobre la Memoria, Inventario, Estados Contables, informe de la Comisión Fiscalizadora y destino de los excedentes.
  2. b) Elegir a los integrantes de los órganos sociales para reemplazar a los que finalizan el mandato o se encuentren vacantes.
  3. c) Considerar y resolver sobre el presupuesto anual de gastos y recursos.
  4. d) Determinar el monto de los derechos de inscripción y arandel anual del ejercicio profesional, los aranceles por certificación de firmas, legalizaciones y otras compensaciones por servicios. Podrá facultar a la Junta Directiva para que fije la forma de pago y/o actualización de los conceptos indicados procedentemente.
  5. e) Resolver sobre responsabilidad de los miembros de la Junta Directiva, del Tribunal de Etica y de la Comisión Fiscalizadora.
  6. f) Resolver como órgano de alzada, las apelaciones planteadas por los profesionales inscriptos ante las resoluciones de la Junta Directiva y del Tribunal de Etica y Disciplina.
  7. g) Determinar, de resolverlo conveniente, la implementación de, montos en concepto de compensación de gastos para aquellos cargos directivos que proponga la Junta Directiva.
  8. h) Tratar y resolver sobre los demás puntos del Orden del Día.

Art. 27.- Las Asambleas Extraordinarias se convocarán :

  1. a) Por decisión de la Junta Directiva;
  2. b) A solicitud de la Comisión Fiscalizadora ;
  3. c) A pedido del diez por ciento (10%) de los matriculados en condiciones de participar en la Asamblea.

El los casos previstos en los incisos b) y c), La Junta Directiva deberá efectuar la convocatoria dentro de los quince (15) días de seleccionada la solicitud : si no se tomase en cuenta dicha solicitud, la Comisión Fiscalizadora podrá realizar la convocatoria ; si el órgano de Fiscalización así no lo hiciere, los profesionales podrán recurrir por la vía judicial correspondiente.

Art. 28.- Será nula toda decisión sobre materia extraña a las incluidas en el Orden del Día, salvo la lección de los encargados de suscribir el Acta.

La asambleas serán presididas por el Presidente de la Junta Directiva o su sustituto legal y en su defecto, por la persona que designe la Asamblea.

Art. 29.- El padrón de matriculados en condiciones de intervenir en las Asambleas y elecciones se encontrará a disposición de los asociados en la sede de la entidad con una anticipación de quince (15) días a la fecha de la misma, debiendo actualizarse cada cinco (5) días.

Art. 30.- Los profesionales participaran personalmente y con un solo voto en las Asambleas, no siendo admisible el voto por poder. Los miembros de la Junta Directiva, de la Comisión Fiscalizadora y el Tribunal de Etica y Disciplina no tendrán voto en los asuntos relacionados con su gestión.

Art. 31.- Los llamados a Asambleas se efectuarán mediante la publicación por tres (3) días de la convocatoria y del Orden del Día en el Boletín Oficial y en uno de los diarios de mayor circulación de la Provincia, con una anticipación de treinta (30) días contados a partir de la última publicación. La convocatoria contendrá el lugar, la fecha, la hora de celebración y el Orden del Día.

Art. 32.- El quorúm para cualquier tipo de Asamblea será de la mitad más uno de los matriculados en condiciones de sufragar ; en caso de no alcanzar este número a la hora fijada, la asamblea podrá sesionar válidamente una (1) hora después con los matriculados presentes, cuyo número no deberá ser menor al de los miembros de la Junta Directiva, la Comisión Fiscalizadora y el Tribunal de Etica y Disciplina. Las resoluciones de las Asambleas solo podrán ser reconsiderados por otra asamblea ; para rectificar la resolución considerada, se requerirá el voto afirmativo de dos tercios de los socios presentes en la nueva convocatoria.

Art. 33.- Las elecciones de los miembros de la Junta Directiva, Comisión Fiscalizadora y Tribunal de Etica y Disciplina, se hará por el sistema de lista completa a la época de vencimiento de los respectivos mandatos, conforme al procedimiento dispuesto en la presente ley. La elección o renovación de las autoridades se efectuará por voto secreto y personal, salvo en el caso de existir lista única que se proclamará en el acto eleccionario.

Art. 34.- Las listas de candidatos podrán presentarse hasta quince (15) días antes del acto eleccionario, las que podrán ser impugnadas hasta diez (10) días antes del mismo acto. Las listas que no fueran impugnadas quedarán firmes cinco (5) días antes de las elecciones.

Las listas de candidatos deberán conformarse con los aspirantes a los cargos previstos en el artículo 36 y contendrán como mínimos : nombre y apellidos completos, documentos de identidad y número de la matrícula.

Art. 35.- Las decisiones de las Asambleas se tomarán por simple mayoría de votos de los presentes, salvo en los siguientes casos en los que se requerirá el voto afirmativo de por lo menos los dos tercios del total de inscriptos habilitados para concurrir a las asambleas :

  1. a) Juzgar la conducta de los miembros de la Junta Directiva, Comisión Fiscalizadora y Tribunal de Etica y Disciplina y suspenderlos o revocarle el mandato.
  2. b) Autorizar todo acto de disposición o afectación real sobre bienes inmuebles de la entidad.

CAPÍTULO III

De la Junta Directiva

Art. 36.- La Junta Directiva se compondrá de un Presidente, un Vicepresidente, un Secretario y un Tesorero y Tres (3) Vocales Titulares y Tres (3) Vocales Suplentes, que por su orden sustituirán automáticamente a los Vocales Titulares en casos de ausencias, impedimentos o vacancia.Para ser miembros de la Junta Directiva se requiere de un mínimo de cinco (5) años de ejercicio de la profesión. Para el caso de las disciplinas incorporadas, el término mínimo de matriculación fijando en el presente artículo no regirá, sino a partir del tercer año de la promulgación de la presente ley.

Art. 37.- Corresponde a la Junta Directiva la administración y representación del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, en particular;

  1. a) Crear y suprimir Delegaciones del Consejo Profesional, fijando el alcance de sus funciones.
  2. b) Crear comisiones de carácter permanente o transitorio para fines determinados, para el mejor cumplimiento de los objetivos del Consejo Profesional;
  3. c) Dictar reglamentos de funciones interno, establecer el organigrama funcional, designar y remover a funcionarios, asesores y empleados, fijando sus atribuciones, facultades, obligaciones responsabilidades y retribuciones.
  4. d) Designar representantes de entre los matriculados ante Organismo de segundo grado y para asistir a Conferencias, Congresos, Comisiones especiales y en todo acto que la Junta Directiva considere necesaria su representación con las facultades y alcance que determine ;
  5. e) Propones a la Asamblea el importe y forma de pago de derechos de : Inscripción en la matrícula. Ejercicio Profesional Anual, Certificación de firmas, legalización Profesional Anual, Certificación de firmas, legalización, protocolos y sus testimonios y todo servicio del Consejo Profesional. Proponer asimismo el presupuesto anual por grandes rubros.
  6. f) Facultar y hacer cumplir las resoluciones emanadas de la Asamblea g) Girar al Tribunal de Etica y Disciplina los antecedentes sobre las transgresiones a las disposiciones de esta ley, reglamentaciones profesionales y Código de Etica, en que resulten imputados profesionales matriculados.
  7. h) Denunciar ante la justicia los casos de ejercicio ilegal de la profesión.
  8. i) Otorgar poderes generales o especiales para el cumplimiento de los fines y defensa de los derechos del Consejo Profesional.
  9. j) Iniciar y sostener juicios de cualquier naturaleza, incluso querellas, abandonarlos o extinguirlos por transacción, apelar, pedir revocatoria y, en general, deducir todos los recursos previstos por las normas generales, nombrar procuradores o representantes especiales, celebrar transacciones extrajudiciales; someter controversias a justicia arbitral o de amigable componedores y, en síntesis, realizar todos los actos necesarios para salvaguardar los derechos o intereses de la entidad.
  10. k) Otorgar al Presidente, otros miembros o terceros, los poderes que juzguen necesarios para la mejor administración, siempre que éstos no importan delegación de facultados inherente a la Junta ; dichos poderes subsistirán en todas sus fuerzas aunque la Junta haya sido renovada o modificadas mientras no sean revocadas por el Cuerpo.
  11. l) Estudiar, fundar y emitir opinión profesional relativa al análisis de los problemas del medio y de cualquier asunto de interés público.
  12. m) Promover todas las medidas que tiendan a jerarquizar conceptualmente la profesión y a defender la dignidad profesional evitando que sea lesionada tanto en lo colectivo como en los individual, arbitrado en su caso, las medidas conducentes para hacer efectiva la defensa de la profesión de las graduados.
  13. n) Adquirir o enajenar bienes muebles, valores mobiliarios y solicitar préstamos comunes o prendarios, para el cumplimiento de sus fines. La adquisición, enajenación o hipotecas de bienes raíces, es facultad de la Asamblea de matriculados.
  14. o) Afectar sus instalaciones para la creación de bibliotecas, sala de conferencia o reuniones. Fijación de domicilio legal, servicios asistenciales, previsionales o de asesoría o cualquier otra actividad que el Consejo Profesional de Ciencias Económicas considere conveniente realizar para facilitar el ejercicio de la actividad profesional.
  15. p) Llevar las matrículas correspondientes a las profesiones que reglamenta esta ley.
  16. q) Autenticar la firma de los profesionales matriculados.
  17. r) Legalizar los dictámenes expedidos por los profesionales matriculados.
  18. s) Proponer al Poder Ejecutivo la sanción de las medidas legales que estimen necesarias para la plena vigencia de esta ley o el mejor ejercicio profesional.
  19. t) Recaudar y administrar todos los recursos que se contemplan en la presente ley.
  20. u) Confeccionar la materia y estados contables para su elevación a la Asamblea Ordinaria.

Art. 38.- La Junta Directiva se reunirá por lo menos una ves al mes y cuando lo requiera cualquiera de sus miembros. Los días de reunión serán fijadas por el Presidente y comunicaciones por el Secretario con el respectivo Orden del Día a los miembros, con una antelación de no menos de tres (3) días, salvo caso de urgencia.

Art. 39.- La Junta Directiva, deliberará válidamente con la mitad más uno de sus miembros, tomando las decisiones por mayoría de votos presentes, en caso de empate el Presidente tendrá doble voto. Sus deliberaciones y resoluciones serán registrados en Libros de Actas habilitado y rubricado por autoridad competente y deberá ser inscriptas por el Presidente y por el Secretario.

Art. 40.- El miembro que faltare sin causas debidamente justificada a tres reuniones consecutivas o seis alternadas durante un año cesará automáticamente en su cargo y la Secretaría comunicará con circunstancia ala Junta para la incorporación del suplente que lo reemplace. El miembro que cesare en su cargo por esta causa de inasistencia no podrá figurar como candidato a miembro titular o suplente hasta pasados cuatro años de la fecha en que debió terminar normalmente su mandato.

Art. 41.- Si se produjese acefalía de la Junta, ocuparán los cargos los profesiones inscriptos en las primeras matrículas. Igual determinación corresponde tomar cuando quedaren menos de tres miembros titulares, siendo reemplazados provisoriamente y hasta tanto no convoque a elecciones, éstas deberán efectuarse dentro de los treinta (30) días de producidas cualquiera de las situaciones enunciadas.

Art. 42.- El miembro que en una determinada situación a resolver tuviera un interés contrario al de la entidad, o consideraras que corresponde su excusación, deberá hacerlo saber a la Junta Directiva y a la Comisión Fiscalizadora y abstenerse de intervenir en la deliberación y en la votación.

Art. 43.- El Presidente en el representante legal del Consejo Profesional de Ciencias Económicas. Son sus deberes y atribuciones :

  1. a) Presidir las sesiones de la Junta Directiva y las Asambleas, dirigiendo sus debates, emitiendo voto y decidiendo las cuestiones en caso de empate;
  2. b) Resolver todos los asuntos de carácter urgente dando cuenta a la Junta Directiva en la primera reunión que se realice ;
  3. c) Autenticar la firma de los profesionales inscriptos pudiendo delegar esta facultad en toros miembros de Junta Directiva.
  4. d) Convocar a reunión de Junta Directiva indicando temarios a considerar y dando aviso a la Comisión Fiscalizadora ;
  5. e) Suscribir los poderes necesarios a que alude el artículo 37 inciso k) de la presente ley, como así también los contratos, escrituras, convenios y compromisos que correspondan para formalizar los actos emanados de la Junta Directiva y de la Asamblea ;
  6. f) Adoptarse las medidas necesarias juntamente con el Secretario para la custodia de las matrículas, como así también toda documentación y bienes del Consejo ;
  7. g) Suscribir las Actas de Sesiones que presidieron como así también la correspondencia y demás documentos de la entidad, conjuntamente con el Secretario o Tesorero según correspondiera.
  8. h) Velar por la fiel observancia de esta ley, los reglamentos respectivos, y toda otra disposición legal vigente, como así también por la buena marcha y administración del Consejo.
  9. i) Autorizar con el Tesorero los gastos firmando los recibos y demás documentación.
  10. j) Suscribir los estados contables conjuntamente con el Secretario y el Tesorero.
  11. k) Toda otra función que por su extensión corresponda al cargo.

Art. 44.- El Vicepresidente reemplazará al Presidente con todos sus deberes y atribuciones en caso de ausencia transitoria o vacancia del cargo, A falta de Presidente y Vicepresidente y al solo efecto de sesionar, la Junta Directiva o la Asamblea, según el caso, designarán como Presidente ad-hoc a otro de los miembros.

Art. 45.– Son deberes y atribuciones del Secretario :

  1. a) Leer el Orden del Día y su documentación en las reuniones del Consejo y suscribir con el Presidente las actas de las mismas.
  2. b) Redactar y suscribir las citaciones a los miembros del Consejo, transcribiendo hora y día.
  3. c) Refrendar la firma del Presidente en toda clase de actos y comunicaciones.
  4. d) Organizar y dirigir las funciones administrativas de la Secretaría y del personal designado.

En caso de ausencia, el Secretario será reemplazado por el Tesorero y en caso de que faltasen ambos, por el Vocal 1ro.

Art. 46.- Son deberes y atribuciones del Tesorero :

  1. a) Percibir y custodiar los fondos del Consejo .
  2. b) Suscribir con el Presidente los recibos y demás documentaciones relativas a erogaciones e ingresos.
  3. c) Refrendar la firma del Presidente en los pagos que se efectúen.
  4. d) Depositar los fondos que ingresaron a la entidad, pudiendo extraer de la cuenta bancaria y administrar una cantidad cuyo límite fijará la Junta, debiendo rendir cuenta en ésta, mensualmente, o cuando lo requiera la Comisión Fiscalizadora.
  5. e) Supervisar las registraciones contables.
  6. f) Las demás tareas propias a su cargo.

En caso de ausencia transitoria o vacancia será reemplazado por los vocales titulares por su orden.

Art. 47.- Son atribuciones y deberes de los Vocales Titulares :

  1. a) Asistir a las reuniones de la Junta con voz y voto.
  2. b) Reemplazar al Presidente, Vicepresidente, Secretario y Tesorero, por su orden y sin perjuicio del artículo 44, así como realizar cualquier otra tarea que le fuere encomendada.

CAPÍTULO IV

DE LA COMISION FISCALIZADORA

Art. 48.- La Comisión Fiscalizadora estará integrada por tres (3) miembros titulares y tres (3) suplentes. Durarán dos (2) años en sus funciones, pudiendo ser reelectos.

Art. 49.- Son atribuciones y deberes de la Comisión Fiscalizadora :

  1. a) Velar por el cumplimiento de esta ley y otras normas ;
  2. b) Fiscalizar la Administración, examinar los registros y documentación del Consejo Profesional por lo menos cada tres meses haciendo conocer su informe a la Junta Directiva ;
  3. c) Asistir a las reuniones de la Junta Directiva, con voz pero sin voto ;
  4. d) Dictaminar sobre la memoria y estados contables ;
  5. e) Investigar las denuncias fundadas que por escrito lo formulen los matriculados ; y
  6. f) Convocar a Asamblea cuando emitiera hacerle la Junta Directiva, ante irregularidades manifiestas en funcionamiento de la misma y cuando las denuncias a que hace mención el inciso anterior, sean consideradas de gravedad y no hayan merecido tratamiento adecuado por la Junta Directiva.
  7. g) En general, velar porque la Junta Directiva cumpla la ley, los reglamentos y las resoluciones asamblearias.
  8. h) Verificar y facilitar el ejercicio de los derechos de los matriculados.

Art. 50.- La Comisión Fiscalizadora debe ejercer sus funciones de modo que no entorpezca la regularidad de la administración social. La función de fiscalización se limita al derecho de observación cuando las decisiones significaran, según su concepto, infracción a las normas legales o reglamentaciones. Para que la impugnación sea procedente, debe, en cada caso, especificar concretamente las disposiciones que considere transgredidas.

Art. 51.- La Comisión Fiscalizadora responde por el incumplimiento de las obligaciones que le impone la Ley y su reglamentación. Tiene el deber de documentar sus observaciones o requerimientos y, agotada la gestión interna, informar de los hechos a sus representados. La constancia de su informe cubre la responsabilidad de fiscalización.

Art. 52.- No podrán integrar la Comisión Fiscalizadora :

  1. a) Quienes se hallen inhabilitados ; de acuerdo con el artículo 23 de esta ley.
  2. b) Los cónyuges y los parientes de los miembros de la Junta Directiva por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive.

TÍTULO VI

DE PATRIMONIO Y LOS RECURSOS

Art. 53.- El patrimonio de la entidad se constituirá con los siguientes recursos :

  1. a) Derecho de inscripción en las matrículas.
  2. b) Derechos anuales correspondientes al ejercicio profesional.
  3. c) Derechos por certificaciones de firma y legalización de dictámenes.
  4. d) Por todo otro tipo de derechos que se estableciera relacionado con sus fines.
  5. e) Multas.
  6. f) Con las rentas que produzcan los bienes del Consejo.
  7. g) Herencias, legados o donaciones.

Art. 54.– Anualmente, la Asamblea Ordinaria determinará el monto de los derechos pecuniarios a percibir por el Consejo, como así también los intereses por mora en el pago. Facultará a la Junta Directiva asimismo las modalidades y plazos de pago.

La falta de pago de los citados derechos implicará, para los matriculados, las inhabilitaciones previstas por los artículos 22 y 23 de la presente ley, el pago de multas cuyo monto fijará la Junta Directiva entre un mínimo de una y un máximo de cinco veces el monto del derecho no abonado.

Art. 55.- Los profesionales que soliciten inscribirse en más de una matrícula abonarán un solo derecho de inscripción, asimismo el pago del derecho del ejercicio profesional de una profesión los habilitará para el de todas las profesiones en cuyas matrículas figuren inscriptos.

CAPÍTULO I

DEL EJERCICIO SOCIAL

Art. 56.- El ejercicio social no excederá de un año, su clausura será el 31 de diciembre de cada año.

Art. 57.- Sin perjuicio de otros que la Junta Directiva decida llevar, se habilitarán debidamente rubricados : Actas de Asambleas, Actas de Junta Directiva, Registro de Matrículas Profesionales (por cada profesión), Inventario de Balances, Diario, Registro de Asistencia a Asambleas, Actas de reuniones de la Comisión Fiscalizadora, Acordadas del Tribunal de Etica y Disciplina. Los excedentes que resulten de los estados contables anuales quedarán a disposición de la Asamblea, la que podrá resolver su destino por sí a propuesta de la Junta Directiva.

En ningún caso se distribuirán excedentes por cualquier concepto ya sea entre los miembros de los órganos administrativos, ni entre los matriculados.

Art. 58.- Los excedentes que resultaren de los estados contables anuales, quedarán a disposición de la Asamblea, la que podrá resolver su destino por sí o a propuesta de la Junta Directiva.

En ningún caso se distribuirán excedentes por cualquier concepto entre los miembros de los órganos administrativos y/o entre los matriculados.

TÍTULOS VII

DEL TRIBUNAL DE ETICA Y DISCIPLINA

CAPÍTULO I : DE LA COMPETENCIA Y ATRIBUCIONES

Art. 59.- El Tribunal de Etíca y Disciplina se integrará con un Presidente, un Vocal 1º y un Vocal 2º titulares o igual número de vocales suplentes. Los Vocales titulares reemplazarán por su orden a los integrantes del Tribunal ; en caso de ausencia, impedimento o vacancia siendo sustituido por los respectivos vocales suplentes.

Art. 60.- El Tribunal mantiene una relación de dependencia jerárquica únicamente con la Asamblea de matriculados.

Art. 61.- Los miembros del Tribunal de Disciplina podrán excusarse o ser recuzados por las causales, oportunidad y formas establecidas para los jueces en el Código Procesal Civil y Comercial de la Provincia.

CAPÍTULO II

DE LAS SANCIONES

Art. 62.- Los profesionales matriculados en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas podrán ser pasibles de las siguientes sanciones disciplinarias :

  1. a) Apercibimiento ;
  2. b) Suspensión de la matrícula de hasta 30 días ;
  3. c) Suspensión de la matrícula de hasta una año ;
  4. d) Cancelación de la matrícula.

Art. 63.- Las sanciones previstas en el artículo anterior serán aplicadas por el Tribunal de Etica con el voto de la mayoría de los miembros que lo integran.

Art. 64.- Son causales para la aplicación de las sanciones enumeradas en los incisos a), b) y c) del artículo 62, las siguientes :

  1. a) Por condena criminal firme, siempre que la pena indique inhabilidad profesional.
  2. b) Por infracción debidamente acreditada a las disposiciones sobre aranceles y honorarios previstas en la presente ley.
  3. c) Violación a las normas de conducta profesional reglamentadas por el Código de Etica y sus regladas por el Código de Etica y su reglamentación.

Art. 65.- La cancelación de la matrícula sólo podrá aplicarse :

  1. a) Por haber sido suspendido tres o más veces.
  2. b) Por haber sido condenado por la Comisión de un delito, siempre que la condena implique inhabilidad profesional.

CAPÍTULO III

De los Procedimientos y Recursos

Art. 66.- El Tribunal actuará por denuncia escrita a solicitud de la Junta Directiva por comunicación de magistrados o de oficio dando razón para ello.

Art. 67.- En la denuncia en que se formulen los cargos se indicarán las pruebas en que se apoyan. De esta presentación o de la resolución del Tribunal, en su caso, se dará traslado al imputado por diez (10) días, quien juntamente con los descargos ofrecerá la prueba que haya de valores. Vencido esta término, se haya o no evacuando el traslado, el Tribunal decidirá si existe mérito suficiente para instruir el proceso de disciplina. En caso afirmativo lo abrirá a prueba por el término de treinta (30) a sesenta (60) días, según las necesidades del caso y proveerá conducente a la producción de las ofrecidas, notificando a las partes. Producirá la prueba o vencido el término respectivo, se correrá traslado a las partes por cinco (5) días y por su orden para alegar sobre mérito de las mismas. Con o sin alegato, vencido este término, el Secretario certificará el vencimiento operado y pasará los autos al Tribunal para que dicte sentencia. El Tribunal deberá expendirse en forma fundada dentro de los quince (15) días siguientes ; todos estos términos son parentorios y solo se computarán los días hábiles. El Código Procesal Civil y Comercial se aplicará supletoriamente en todo lo que no estuviere provisto en la presente ley. La renuncia a la inscripción en la matrícula, no impedirá el juzgamiento respectivo.

Art. 68.- El Tribunal podrá disponer la comparencia de testigos, exhibición de documentos, insepciones y toda otra diligencia que considere pertinente para la investigación y podrá en caso de oposición, solicitar al Juez del Crimen de turno dicte las medidas necesarias para llevar a cabo las diligencias ordenadas.

Art. 69.- Contra las decisiones del Tribunal de Disciplina, los sancionados podrán interponer los siguientes recursos :

  1. a) de reconsideración ;
  2. b) de apelación.

Art. 70.- El recurso de reconsideración se interpondrá por ante el Tribunal, dentro de los cinco (5) días hábiles de notificado de la resolución recurrida, quien deberá expedirse dentro del término de quince (15) días.

Art. 71.- El recurso de apelación podrá interponerse en subsidio del de reconsideración o contra la decisión del Tribunal que lo denigra dentro del plazo de diez (10) días hábiles de notificado de la resolución que concede la apelación.

Art. 72.- El recurso de apelación solo precederá si previamente ha intentado la reconsideración. La apelación será resuelta por la Asamblea de matriculados y contra sus decisiones podrá recurrirse por ante el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Formosa.

 

 

 

 

Art. 73.- En todos los casos la interposición de los recursos suspenderá las ejecutoriedades de la decisión impugnada.

Art. 74.- El profesional excluído de la matricula no podrá por reinscripto sino después de transcurrido dos (2) años desde la sanción y previa resolución fundada de la Junta Directiva.

TÍTULO VIII

De las disposiciones complementarias

Art. 75.- Salvo disposición expresa en contrario, los términos fijados por esta ley, se cuentan en días hábiles.-

Art. 76.- Derógase la ley 246 y toda otra disposición que se oponga a la presente.

Art. 78.- Comuníquese al Poder Ejecutivo, publíquese y archívese.

Sancionada en la Sala de Sesiones de la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Formosa, el día quince de octubre del año mil novecientos ochenta y seis.-

VIRGILIO LÍDER MORILLA / LISBEL ANDRÉS RIVIRA

Secretario Legislativo / Presidente de la H. Legislatura

 

[us_separator thick=»5″ style=»dotted»][us_separator thick=»5″ style=»dotted»]

Ley Nacional Nº 20.488

Del Ejercicio de las Profesiones relacionadas a las Ciencias Económicas 102 103 LEY NACIONAL Nº 20.488 Del Ejercicio de las Profesiones relacionadas a las Ciencias Económicas Buenos Aires, 23 de Mayo de 1973 Al Excmo. Señor Presidente de la Nación Tengo el honor de dirigirme al Primer Magistrado elevando a su consideración, el adjunto proyecto de ley por el cual se establecen normas de carácter general referentes al ejercicio de las profesiones relacionadas a las ciencias económicas. Parece ocioso destacar la trascendencia que dicha rama del saber tiene en las múltiples actividades del quehacer nacional, que se vinculan tanto con la elevación del nivel científico y cultural del país, como con el de los fines de contralor y organización en los aspectos económicos y financieros. Los profesionales de ciencias económicas intervienen en la mayor parte de las actividades de la economía, tanto en la esfera pública como en la privada, brindando apoyo técnico a otras profesiones y actividades mediante los estudios inherentes al quehacer económico. El régimen legal actualmente vigente (Decreto-Ley 5.103-45) (Ley 12.921), no contempla acabadamente la experiencia acumulada en los últimos años en las profesiones de que se trata. Es una realidad que, la evolución tecnológica y social ha avanzado rápidamente en el orden de las ciencias económicas, tan ligadas a fenómenos de carácter político y social. En respuesta a tales requerimientos, las universidades del país han ido ampliando sus planes de estudio para emprender nuevas especialidades profesionales adaptadas a las exigencias socio-económicas del país. 104 Con excepción de las normas de policía del ejercicio profesional, que son del resorte exclusivo de las autoridades locales, resulta indispensable extender a todo el país la vigencia de las normas que regulan el ejercicio profesional sobre la base de la capacitación otorgada por las universidades. Se logrará con ello, una deseable coherencia en el desenvolvimiento de una actividad que interesa fundamentalmente al bienestar de la Nación (artículo 67º inciso 16 de la Constitución Nacional). Las disposiciones proyectadas tienden a resolver las carencias evidenciadas en el régimen legal actualmente vigente, donde no se contemplan los nuevos campos de especialización abiertos en los últimos años, respetándose por lo demás el ámbito de actuación que corresponde a las autoridades locales. La ley proyectada será un eficiente instrumento para el mayor desarrollo del patrimonio nacional, tanto en su aspecto económico como cultural y se encuadra en las políticas nacionales Nº 25, 32, 54 del Decreto Nº 4670 de la Junta de Comandantes en Jefe. Dios guarde a V.E. En uso de las atribuciones conferidas por el Artículo 5º del Estatuto de la Revolución Argentina. EL PRESIDENTE DE LA NACIÓN ARGENTINA SANCIONA Y PROMULGA CON FUERZA DE LEY: TITULO I – DEL EJERCICIO PROFESIONAL Artículo 1º.- En todo el territorio de la Nación el ejercicio de las profesiones de Licenciado en Economía, Contador Público, Licenciado en Administración, Actuario y sus equivalentes queda sujeto a lo que prescribe la presente Ley y a las disposiciones reglamentarias que se dicten. Para tales efectos es obligatoria la inscripción en las respectivas matrículas de los Consejos Profesionales del país conforme a la jurisdicción en que se desarrolle su ejercicio. Artículo 2º.- Las profesiones a que se refiere el Artículo 1º sólo podrán ser ejercidas por: a) Personas titulares de diplomas que expiden las Universidades Nacionales siempre que su otorgamiento requiera estudios completos de enseñanza media previos a los de carácter universitario. 105 b) Personas con títulos habilitantes expedidos por el Estado Nacional, en las condiciones establecidas en las Leyes Nros. 14.557 y, 17.604 y decretos reglamentarios y, por Universidades Provinciales, siempre que el otorgamiento de tales títulos requiera estudios completos de enseñanza media, previos a los de carácter universitario y que acrediten haber cubierto requisitos y conocimientos no inferiores a los impartidos en las respectivas disciplinas en las universidades nacionales. c) Personas titulares de diplomas expedidos por universidades o instituciones profesionales extranjeras, revalidados por una universidad nacional o que lo fueren en lo sucesivo, siempre que reúnen los siguientes requisitos: 1) Que el diploma haya sido otorgado previo ciclo completo de enseñanza media y que acredite haber cubierto requisitos y conocimientos no inferiores en extensión y profundidad a los impartidos en las respectivas disciplinas en las universidades nacionales. 2) Tener una residencia continuada en el país no menor de DOS (2) años, salvo que el titular del diploma sea argentino. a) Personas titulares de diplomas expedidos por escuelas superiores de comercio de la Nación o convalidados por ella, antes de la sanción del Decreto-Ley 5.103/45 (Ley 12.921). b) Personas titulares de diplomas o graduados en Ciencias Económicas expedidos por las autoridades nacionales o provinciales con anterioridad a la creación de las carreras universitarias, mientras no resulte modificación y/o extensión del objeto, condiciones, término, lugar de validez u otra modalidad del ejercicio profesional, siempre y cuando estuvieran inscriptos en las respectivas matrículas antes de la sanción de la presente ley. c) Personas inscriptas a la fecha de esta ley en el Registro Especial de No Graduados, conforme al Decreto-Ley 5.103/45 (Art. 7), mientras no resulte modificación y/o extensión del objeto, condiciones, término u otra modalidad de la actividad profesional. Artículo 3º.- A los efectos de esta Ley se considerará que las personas comprendidas en el Artículo 20, ejercen las profesiones mencionadas en el Artículo 1º cuando realizan actos que supon- 106 gan, requieren o comprometan la aplicación de conocimientos propios de tales personas; especialmente si consisten en: a) El ofrecimiento o realización de servicios profesionales. b) El desempeño de funciones derivadas de nombramientos judiciales de oficio o a propuesta de partes. c) La evacuación, emisión, presentación o publicación de informes, dictámenes, laudos, consultas, estudios, consejos, pericias, compulsas, valorizaciones, presupuestos, escritos, cuentas, análisis, proyectos, o de trabajos similares, destinados a ser presentados ante los poderes públicos, particulares o entidades públicas, mixtas o privadas. Artículos 4º.- El uso del título de cualesquiera de las profesiones enumeradas en el Artículo 1º sólo será permitido a personas de existencia visible. En todos los casos deberá determinarse claramente el título de que se trata y la Universidad que lo expidió. Los cargos existentes o a crearse en actividades o entidades comerciales, civiles y bancarias, empresas mixtas o del Estado, no podrán designarse con denominaciones que den lugar a que quienes los ocupan utilicen indebidamente el título de profesiones a que se refiere la presente ley. Artículo 5º.- Las asociaciones de los graduados en ciencias económicas a que se refiere la presente ley sólo podrán ofrecer servicios profesionales cuando la totalidad de sus componentes posean los respectivos títulos habilitantes y estén matriculados. Artículo 6º.- Las asociaciones de profesionales universitarios de distintas disciplinas actuarán en las Ciencias Económicas bajo la firma y actuación del profesional de la respectiva especialidad de Ciencias Económicas. Art. 7º.- Se considerará como uso del título toda manifestación que permita referir o atribuir a una o más personas el propósito o la capacidad para el ejercicio de la profesión en el ámbito y en el nivel que son propios de dicho título. En particular: a) El empleo de leyendas, dibujos, insignias, chapas, tarjetas, avisos, carteles o publicaciones de cualquier especie. b) La emisión, reproducción o difusión de las palabras contador, economista, analista, auditor, experto, consultor, asesor, licenciado o similares y sus equivalentes en idiomas extranjeros, con referencia a cualesquiera de los ámbitos de las profesiones reglamentadas por esta ley. 107 c) El empleo de los términos academia, estudio, asesoría, oficina, instituto, sociedad, organización u otros similares y sus equivalentes en idiomas extranjeros, con referencia a cualesquiera de los ámbitos de las profesiones reglamentadas por esta ley. Art. 8º.- Las personas que sin poseer título habilitante en las condiciones prescriptas por la presente ley ejercieran cualesquiera de las profesiones reglamentadas por esta ley o lo hicieran no obstante habérseles cancelado la matrícula como consecuencia de sanciones dispuestas por los Consejos Profesionales, así como las personas que ofrecieran los servicios inherentes a tales profesiones sin poseer título habilitante para ello, sufrirán penas de UN (1) mes a UN (1) año de prisión sin perjuicio de las penalidades y sanciones que otras leyes establezcan. Los que indebidamente se arroguen cualesquiera de los títulos de las profesiones reglamentadas por esta ley serán pasibles de las sanciones previstas en el Artículo 247 del Código Penal. Los profesionales que ejercieran alguna de las profesiones comprendidas en la presente ley sin la inscripción en la matrícula del respectivo Consejo Profesional del país, serán penados con multa de QUINIENTOS PESOS ($ 500) a CINCUENTA MIL PESOS ($ 50.000). Artículo 9º.- Prohíbese a los establecimientos de enseñanza privada no autorizados conforme a las leyes Nros. 14.557 y 17.604 y decretos reglamentarios, otorgar títulos, diplomas o certificados con designaciones iguales, similares o que se refieran parcialmente al ámbito de las profesiones reglamentadas por esta Ley, o que de algún modo puedan confundirse con ellas. Los establecimientos infractores y solidariamente sus directores, administradores y propietarios serán pasibles de una multa de MIL PESOS ($ 1.000) a DIEZ MIL PESOS ($ 10.000) por cada título, diploma o certificado expedido, sin perjuicio de la responsabilidad penal por los delitos comunes, debiendo disponerse inmediatamente la clausura de tales centros de enseñanza. Igual prohibición alcanza a la manifestación pública o privada de que en dichos establecimientos se imparte enseñanza similar, equivalente o específica de la formación profesional requerida para obtener los grados o títulos correspondientes a las profesiones reglamentadas por esta ley. Las infracciones a esta disposición serán penadas con multas de CINCO MIL PESOS ($ 5.000) a CINCUENTA MIL PESOS ($ 50.000). Artículo 10º.- Para cubrir los cargos en las entidades centrali- 108 zadas y descentralizadas de la administración pública nacional, provincial y municipal, empresas del Estado y mixtas para cuyo desempeño se requiera tener conocimientos de la especialidad de los graduados en ciencias económicas, se dará preferencia a los profesionales con títulos de la especialidad respectiva. Artículo 11º.- Se requerirá título de Licenciado en Economía o equivalente: a) Para todo dictamen destinado a ser presentado a autoridades judiciales, administrativas o a hacer fe pública relacionada con el asesoramiento económico y financiero para: 1. Estudios de mercado y proyecciones de oferta y demanda sin perjuicio de la actuación de graduados de otras disciplinas en las áreas de su competencia. 2. Evaluación económica de proyectos de inversiones sin perjuicio de la actuación de graduados de otras disciplinas en las áreas de su competencia. 3. Análisis de coyuntura global, sectorial y regional. 4. Análisis del mercado externo y del comercio internacional. 5. Análisis macroeconómico de los mercados cambiarios de valores y de capitales. 6. Estudios de programas de desarrollo económico global, sectorial y regional. 7. Realización e interpretación de estudios econométricos. 8. Análisis de la situación, actividad y política monetaria, crediticia, cambiaria, fiscal y salarial. 9. Estudios y proyectos de promoción industrial, minera, agropecuaria, comercial energética, de transportes y de infraestructura en sus aspectos económicos. 10. Análisis económico del planeamiento de recursos humanos y evaluación económica de proyectos y programas atinentes a estos recursos. 11. Análisis de la política industrial, minera, energética, agropecuaria, comercial, de transportes y de infraestructura en sus aspectos económicos. 12. Estudios a nivel global, sectorial y regional sobre problemas de comercialización, localización y estructura competitiva de mercados distribuidores, inclusive la formación de precios. 109 13. Toda otra cuestión relacionada con economía y finanzas con referencia a las funciones que le son propias de acuerdo con el presente artículo. b) Como perito en su materia en todos los fueros en el orden judicial. Artículo 12º.- Quedan incluidos en los términos del Art. 11 los Doctores en Ciencias Económicas que antes de la fecha de sanción de la presente Ley, poseyeran el título académico correspondiente, sin haber recibido previamente el de Licenciado en Economía. Artículo 13.- Se requerirá título de Contador Público o equivalente: a) En materia económica y contable cuando los dictámenes sirvan a fines judiciales, administrativos o estén destinados a hacer fe pública en relación con las cuestiones siguientes: 1. Preparación, análisis y proyección de estados contables, presupuestarios, de costos y de impuestos en empresas y otros entes. 2. Revisión de contabilidades y su documentación. 3. Disposiciones del Capítulo III, Título II, Libro I del Código de Comercio. 4. Organización contable de todo tipo de entes. 5. Elaboración e implantación de políticas, sistemas, métodos y procedimientos de trabajo administrativo-contable. 6. Aplicación e implantación de sistemas de procesamientos de datos y otros métodos en los aspectos contables y financieros del proceso de información gerencial. 7. Liquidación de averías. 8. Dirección de relevamiento de inventarios que sirvan de base para la transferencia de negocios, para la constitución, fusión, escisión, disolución y liquidación de cualquier clase de entes y cesiones de cuotas sociales. 9. Intervención en las operaciones de transferencia de fondos de comercio, de acuerdo con las disposiciones de la Ley Nº 11.867, a cuyo fin deberán realizar todas las gestiones que fueran menester para su objeto, inclusive hacer publicar los edictos pertinentes en el Boletín Oficial, sin perjuicio de las funciones y facultades reservadas a otros profesionales en la mencionada norma legal. 110 10. Intervención conjuntamente con letrados en los contratos y estatutos de toda clase de sociedades civiles y comerciales cuando se planteen cuestiones de carácter financiero, económico, impositivo y contable. 11. Presentación con su firma de estados contables de bancos nacionales, provinciales, municipales, mixtos y particulares, de toda empresa, sociedad o institución pública, mixta o privada y de todo tipo de ente con patrimonio diferenciado. En especial para las entidades financieras comprendidas en la ley Nº 18.061, cada Contador Público no podrá suscribir el balance de más de un entidad cumplimentándose asimismo el requisito expresado en el Artículo 17 de esta ley. 12. Toda otra cuestión en materia económica, financiera y contable con referencia a las funciones que le son propias de acuerdo con el presente artículo. b) En materia judicial para la producción y firma de dictámenes relacionados con las siguientes cuestiones: 1. En los concursos de la Ley Nº 19.551 para las funciones de síndico. 2. En las liquidaciones de averías y siniestros y en las cuestiones relacionadas con los transportes en general para realizar los cálculos y distribución correspondientes. 3. Para los estados de cuenta en las disoluciones, liquidaciones y todas las cuestiones patrimoniales de sociedades civiles y comerciales y las rendiciones de cuenta de administración de bienes. 4. En las compulsas o peritajes sobre libros, documentos y demás elementos concurrentes a la dilucidación de cuestiones de contabilidad y relacionadas con el comercio en general, sus prácticas, usos y costumbres. 5. Para dictámenes e informes contables en las administraciones e intervenciones judiciales. 6. En los juicios sucesorios para realizar y suscribir las cuenta particionarias conjuntamente con el letrado que intervenga. 7. Como perito en su materia en todos los fueros. En la emisión de dictámenes, se deberán aplicar las normas de 111 auditoría aprobadas por los organismos profesionales cuando ello sea pertinente. Artículo 14º.- Se requerirá título de Licenciado en Administración o equivalente: a) Para todo dictamen destinado a ser presentado ante autoridades judiciales, administrativas o a hacer fe pública en materia de dirección y administración para el asesoramiento en: 1. Las funciones directivas de análisis, planeamiento, organización, coordinación y control. 2. La elaboración e implantación de políticas, sistemas, mé- todos y procedimientos de administración, finanzas, comercialización, presupuestos, costos y administración de personal. 3. La definición y descripción de la estructura y funciones de la organización. 4. La aplicación e implantación de sistemas de procesamiento de datos y otros métodos en el proceso de información gerencial. 5. Lo referente a relaciones industriales, sistemas de remuneración y demás aspectos vinculados al factor humano en la empresa. 6. Toda otra cuestión de dirección o administración en materia económica y financiera con referencia a las funciones que le son propias de acuerdo con el presente artículo. b) En materia judicial: 1. Para las funciones de liquidador de sociedades comerciales o civiles. 2. Como perito en su materia en todos los fueros. En las designaciones de oficio para las tareas de administrador a nivel directivo o gerencial en las intervenciones judiciales, se dará preferencia a los licenciados en administración sin perjuicio de que sean tomados en consideración otros antecedentes en relación con tales designaciones. Artículo 15º.- Se considera título habilitante para el ejercicio de las funciones para las cuales se requiere el de Licenciado en Administración, el de los Contadores Públicos egresados con anterioridad a la vigencia de la presente ley y que hubieran iniciado 112 su carrera con anterioridad a la vigencia del plan de estudios de Licenciados en Administración en las respectivas universidades. Si la Universidad que emitió el título de Contador Público no tuviere en vigencia la carrera de Licenciado en Administración, los egresados hasta la vigencia de la presente ley se encuentran comprendidos en las disposiciones del primer párrafo del presente artículo. Artículo 16º.- Se requerirá título de Actuario o equivalente: 1. Para todo informe que las compañías de seguros, de capitalización, de ahorro, de ahorro y préstamo, de autofinanciación (crédito recíproco) y sociedades mutuales, presenten a sus accionistas o asociados o a terceros, a la Superintendencia de Seguros u otra repartición pública, nacional provincial o municipal, que se relacione con el cálculo de primas y tarifas, planes de seguro, de beneficios, subsidios y reservas técnicas de dichas compañías y sociedades. 2. Para dictamen sobre las reservas técnicas que esas mismas compañías y sociedades deben publicar junto con su balance y cuadros de rendimiento anuales. 3. En los informes técnicos de los estados de las sociedades de socorros mutuos, gremiales o profesionales, cuando en sus planes de previsión y asistenciales, incluyan operaciones relacionadas con aspectos biométricos. 4. Para todo informe requerido por autoridades administrativas o que deba presentarse a las mismas o en juicios, sobre cuestiones técnicas relacionadas con la estadística, el cálculo de las probabilidades de su aplicación al seguro, la capitalización, ahorro y préstamo, operaciones de ahorro autofinanciado (crédito recíproco) y a los empréstitos. 5. Para todo informe o dictamen que se relacione con la valuación de acontecimientos futuros fortuitos, mediante el empleo de técnicas actuariales. 6. En asuntos judiciales cuando a requerimiento de autoridades judiciales deba determinarse el valor económico del hombre y rentas vitalicias. 7. Para el planeamiento económico y financiero de sistemas de previsión social, en cuanto respecta al cálculo de aportes, planes de beneficios o subsidios, reservas técnicas o de contingencia. 113 Artículo 17º.- El ejercicio de las profesiones reglados por la presente ley, en lo que respecta a las actuaciones en materia judicial, queda sujeto al requisito de que el profesional sea independiente respecto de la o las partes involucradas. Lo mismo ocurrirá cuando en cuestiones extra-judiciales haya situaciones conflictivas entre las partes. Artículo 18.- Se entiende por títulos equivalentes los otorgados por las Universidades citadas en la presente Ley que se diferencian en su denominación de las expresamente citadas en el Artículo 1º, pero que sean similares en las exigencias de sus planes de estudio así como en la extensión y nivel de los distintos cursos, a juicio del respectivo Consejo Profesional previo acuerdo con el Ministerio de Cultura y Educación. TITULO II DE LOS CONSEJOS PROFESIONALES Artículo 19º.- En la CAPITAL FEDERAL, TERRITORIO NACIONAL DE TIERRA DEL FUEGO, ANTARTIDA E ISLAS DEL ATLANTICO SUR, y en cada una de las provincias que así lo dispusiere funcionará un Consejo Profesional de los graduados a que se refiere el artículo 1º. Artículo 20º.- La inscripción de un título de los reglados por la presente ley en jurisdicción de las indicadas en el artículo 19º, no obliga necesariamente a su inscripción en los otros si no se ha dado cumplimiento, a entender del respectivo Consejo Profesional con los requisitos establecidos en el artículo 2º de esta ley. Artículo 21º.- Corresponderá a los Consejos Profesionales de Ciencias Económicas dentro de sus respectivas jurisdicciones: a) Dar cumplimiento a las disposiciones de la presente ley y otras relacionadas con el ejercicio profesional y sus respectivas reglamentaciones. b) Crear, cuando corresponda y llevar las matrículas correspondientes a las profesiones a que se refiere la presente ley. c) Honrar, en todos sus aspectos, el ejercicio de las profesiones de ciencias económicas, afirmando las normas de especialidad y decoro propias de la carrera universitaria, y estimulando la solidaridad entre sus miembros. d) Velar para que sus miembros actúen con un cabal concepto 114 de lealtad hacia la Patria, cumpliendo con la Constitución y las leyes. e) Cuidar que se cumplan los principios de ética que rijen el ejercicio profesional de ciencias económicas. f) Ordenar, dentro de sus facultades, el ejercicio profesional de ciencias económicas y regular y delimitar dicho ejercicio en sus relaciones con otras profesiones. g) Perseguir y combatir por los medios legales a su alcance, el ejercicio ilegal de la profesión. h) Secundar a la administración pública en el cumplimiento de las disposiciones que se relacionen con la profesión, evacuar consultas y suministrar los informes solicitados por entidades públicas, mixtas y privadas. i) Certificar las firmas y legalizar los dictámenes expedidos por los profesionales matriculados cuando tal requisito sea exigido. j) Aplicar las correcciones disciplinarias por violación a los códigos de ética y a los aranceles. Artículo 22º.- Las correcciones disciplinarias que aplicará cada Consejo Profesional a sus matriculados consistirán en: 1º Advertencia. 2º Amonestación privada. 3º Apercibimiento público. 4º Suspensión en el ejercicio de la profesión de UN (1) año. 5º Cancelación de la matrícula. Artículo 23º.- Las resoluciones de los Consejos Profesionales denegando la inscripción o reinscripción en la matrícula, como así también las referidas a los incisos 4º y 5º del artículo anterior darán recurso de apelación ante el Tribunal Judicial que determinan las respectivas jurisdicciones. Artículo 24º.- Cada Consejo Profesional, conforme a las leyes que reglamentan su ejercicio, estará autorizado a percibir derechos de inscripción en la matrícula, de ejercicio profesional anual, de certificación de firmas y de legalización de dictámenes. Artículo 25º.- La presente ley comenzará a regir a partir de la fecha de su publicación. Artículo 26º.- El Poder Ejecutivo reglamentará la presente ley en el término de SESENTA (60) días a contar de su publicación. 115 Artículo 27º.- Deróganse los artículos 1) al 14) del DecretoLey Nº 5.103/45 (Ley Nº 12.921). Artículo 28º.- Comuníquese, publíquese, dése a la DIRECCION NACIONAL DEL REGISTRO OFICIAL y archívese. Almirante CARLOS G. N. CODA Comandante en Jefe de la Armada Brig. Gral. CARLOS ALBERTO REY Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea RUBENS G. SAN SEBASTIAN Ministro de Trabajo